POLITICA MAGISTRATURA

El macrismo apura el juicio a Freiler pero posterga a Figueroa

El oficialismo avanza en los casos del camarista por enriquecimiento y del juez Rafecas. Los otros apuntados.

Juez. “Como no pueden discutir mis fallos, me buscan enriquecimiento ilícito”, se defiende.
Juez. “Como no pueden discutir mis fallos, me buscan enriquecimiento ilícito”, se defiende. Foto:Nestor Grassi
Se busca una depuración, no una caza de brujas”, prometen desde el macrismo en alusión a los inminentes movimientos del Consejo de la Magistratura, encargado de designar y remover jueces. El jueves será el primer plenario del año y al frente de la lista de magistrados que el macrismo quiere fuera de Tribunales siguen Eduardo Freiler y Daniel Rafecas, en tanto que se sumaron el camarista marplatense Jorge Ferro y el juez Oscar Hergott

Quien salió de la lista de “urgencias”, aunque se sigue trabajando en su caso, es la camarista Ana María Figueroa, quien a fines del año pasado votó por la reapertura de la denuncia de Alberto Nisman contra CFK, clave para el macrismo.

Las elecciones legislativas marcan a fuego el año y por eso desde el Ejecutivo buscan acelerar los tiempos. En el
caso de Freiler podría haber novedades para fines de marzo.“La idea es que ahí el caso sea sometido a votación, pedir su suspensión y elevarlo al jurado de enjuiciamiento”, explicaron. Desde el oficialismo confían en tener los nueve votos necesarios para enviarlo a jury. Con Rafecas, esperan llegar a esa instancia entre abril y mayo. 

Para lograr esa cantidad de votos deberán contar con alguno del bloque del Frente para la Victoria (FpV), desde donde juran que eso no pasará. El camarista Freiler es investigado por el incremento del patrimonio y el Consejo aún sigue recibiendo nuevas pruebas. El macrismo está convencido de que las inconsistencias que irían arrojando sus declaraciones juradas, entre otros factores, “no dejarían lugar a la oposición” para votar en contra del enjuiciamiento de Freiler.

Por el contrario, unos y otros reconocen que frente al caso del juez Rafecas, que fue denunciado por su accionar en el marco de la denuncia de Alberto Nisman, las opiniones aún están divididas.

La lista de magistrados que Cambiemos no quiere en la Justicia se completa con Ferro, acusado de proteger y ser socio de un prostíbulo, y Hergott, miembro del Tribunal Oral Federal Nº 5, denunciado por sus propios compañeros por violencia, malos tratos y acoso.

Nuevos magistrados. Desde el oficialismo explicaron que parte de la renovación empezó a darse con renuncias como las de los jueces Norberto Oyarbide y Carlos Rozanski, acorralados por el avance de sus causas en el Consejo de la
Magistratura.

Y resaltan que en un año de gestión lograron “avanzar con 38 ternas que estaban paralizadas, contra 39 que el Frente
para la Victoria consiguió impulsar entre 2010 y 2014.