POLITICA DIPUTADOS

El macrismo celebra el quiebre del FpV y baraja un nuevo Congreso

El oficialismo analiza la nueva relación de fuerzas en el Parlamento. Festeja la posibilidad de ser primera minoría y lograr quórum sin el massismo.

Luego de que ayer se produjera la ruptura del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FpV), en el macrismo reina el clima de celebración de cara a la apertura del año legislativo.

Por un lado, el bloque oficialista podrá discutir su condición de primera minoría, ya que con las bajas de ayer, el FpV quedó reducido a 81 miembros mientras que el espacio interbloque de Cambiemos esta conformado por 90 diputados.

Por otro lado, el quiebre opositor le permitiría al macrismo reunir quórum para sesionar sin necesidad de contar con el interbloque de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), que encabeza Sergio Massa

De este modo, los nuevos números dan un clima más que alentador para el oficialismo y, sumando el apoyo de 26 bloques incluyendo a la UCR y a la Coalición Cívica, sus socios en la alianza de gobierno, dan por seguro que alcanzarán los 129 diputados para reunir el quórum que habilita las sesiones en la Cámara baja sin necesidad de sentar en sus bancas a los más de 30 representantes que responden al jefe del Frente Renovador.

Mayoría. Según reveló DyN, en la oficina del presidente de la bancada del PRO, el debutante en la Cámara baja, Nicolás Massot, revisaron hoy los acuerdos parlamentarios y garantizaron que "desde Margarita Stolbizer hasta los cuatro diputados de izquierda prometieron sentarse en sus bancas para dar quórum, aunque estos seguramente votarán en contra".

A su vez, en su alianza con el salteño Guillermo Durand Cornejo totaliza 42 representantes a los que se suman los 40 de la UCR más los tres que pertenecen al Frente Cívico y Social de Catamarca.
Además agregaron a la lista de aliados a los cuatro de la Coalición Cívica, a Carla Carrizo y Julio Raffo, que reemplazará al embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau, en el bloque SUMA+Unen y el misionero Alex Ziegler.

La cifra se ubicó en 92 diputados, pero en la nómina de los radicales están José Cano y Ricardo Buryaile, integrantes del Poder Ejecutivo, quienes pidieron licencia. "Lo positivo de esta ruptura del FpV no es que simplemente pasan 15 diputados más otros tres, sino que hay tres más que están en duda. Lo positivo es que no dependemos más de Massa para el quórum", destacó un dirigente macrista.

Quiebre. Por su parte, el Frente para la Victoria cuenta con un total de 91 diputados entre los 83 que mantienen en el bloque, más los habituales aliados Carlos Heller, Anselmo Martínez y los seis representantes del Frente Cívico por Santiago.

Sin embargo, desde el macrismo esperan alguna otra fuga en el bloque que preside Héctor Recalde e incluso relativizaron la continuidad de la comunión con los santiagueños que responden a Gerardo Zamora, por lo que la discusión por la primera minoría aún está abierta.



Redacción de Perfil.com