POLITICA EL ACUERDO POR LA AMIA

El memorándum con Irán quedó trabado en Teherán

El gobierno argentino ya piensan en el exjuez español Baltasar Garzón para integrar la Comisión de la Verdad.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Un mes pasó desde que el Congreso aprobó el polémico memorándum con Irán. Desde allí el acuerdo no avanzó: el juez y el fiscal no informaron si viajarán a Teherán, el tratado no se refrendó por el parlamento iraní, no se conformó la Comisión de la Verdad y en la AMIA denuncian que Interpol todavía podría levantar las alertas rojas sobre los iraníes imputados en la causa.

Si bien una de las críticas que realizó la oposición al memorándum fue que no se establecían plazos para avanzar con el tratado, todavía el acuerdo no fue aprobado en Irán, donde se trabajaría en el armado de una comisión especial para tratar la causa AMIA.

En este marco, PERFIL pudo averiguar que de los cinco miembros de la comisión, el Gobierno apuntaría al ex juez español, Baltasar Garzón, quien intervino en causas de lesa humanidad y es asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya. Por su lado, desde la AMIA y la DAIA surgió el nombre del jurista internacional Claudio Grossman, quien fuera observador designado por la OEA en el caso AMIA. Sin embargo, hasta que no se trate el proyecto en Irán no se podrá avanzar.

Otra cuestión central está vinculada a las alertas rojas de Interpol sobre los ciudadanos iraníes presuntamente involucrados en el atentado a la mutual judía. A mitad de este mes Cristina Kirchner, por Twitter, y el canciller, Héctor Timerman, festejaron una nota enviada desde el departamento de Legales de Interpol en el cual se elogiaba el memorándum y se planteaba que “no implica ningún tipo de cambio en las notificaciones rojas”. La misiva estaba firmada por el consejero jurídico de la secretaria general de Interpol, Joël Sollier. Rápidamente el kirchnerismo salió a criticar a la oposición, que había denunciado que el acuerdo con Irán haría caer las alerta rojas. Sin embargo, el abogado de la AMIA, Miguel Bronsman, dijo a PERFIL que, en rigor, todavía podrían caerse las alerta rojas. “El que mandó una nota desde Interpol es un asesor jurídico. Por reglamento de Interpol, la encargada de poner o sacar las notificaciones rojas es la secretaria general. Los asesores, según el propio estatuto, tienen exclusivamente una función consultiva. Con lo cual esa opinión, para nosotros, carece de todo valor. Es la opinión de un consultor jurídico de Interpol”, explicó Bronsman.

Paralelamente tampoco se expidieron sobre el memorándum ni el juez Rodolfo Canicoba Corral ni el fiscal Alberto Nisman. En la AMIA comentan que no saben aún si viajarán a Teherán o no, como permite el tratado. “El juez va a intentar no tomar partido hasta donde pueda, es su política de supervivencia”, opina uno de los directivos de AMIA. También hay dudas sobre Nisman: “Tiene un dictamen contra Irán hace un año y no hay novedades”, agrega.



Ezequiel Spillman