POLITICA EN OCTUBRE SUPERO EL 80%

El nivel de participación puede ser una de las claves del ballottage

PERFIL COMPLETO

Entre la vuelta a la democracia en 1983 y la elección de octubre pasado se realizaron diez elecciones para la categoría Presidente de la Nación. Desde ese año hasta la elección de 1999, la participación fue siempre superior al 80%.
A partir de la elección que proclamó a Néstor Kirchner, por el paso al costado de Carlos Menem, hasta la elección general de octubre pasado, siempre se mantuvo por debajo de 80%.

Con la introducción del sistema de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, se verificó una menor concurrencia en las primarias presidenciales realizadas en 2011 y 2015. De hecho, las elecciones entre precandidatos a jefe de Estado de este año fueron las que registraron la concurrencia más baja, al perforar por primera vez el piso del 75%. Sorprendentemente, la elección general de octubre marcó una salto en la participación y se superó el 80%, algo que no ocurría hace 16 años.

Hoy, por primera vez, habrá una definición presidencial en ballottage. La elección puede perder atractivo para algunos –porque hay menos opciones– pero también ganarlo para otros que quieren influir en el resultado.
Sólo la Ciudad de Buenos Aires y Tierra del Fuego tuvieron definiciones a dos rondas. En la provincia austral, los cinco ballottage realizados desde 1999 registraron una participación mayor en la segunda ronda. En Buenos Aires, aumentó la concurrencia en la definición final en 2003 y 2015, pero se redujo en 2007 y 2011. En ambos distritos, las diferencias fueron de menos de dos puntos.



Aurelio Tomas