POLITICA SEGURIDAD

El sucesor de Bressi tuvo que aclarar su vínculo en un caso de torturas

"Quedé desvinculado totalmente y sobreseído en la causa penal", enfatizó Perroni quien reemplaza al comisario general Pablo Bressi.

Fabián Perroni
Fabián Perroni Foto:Captura de video

El subjefe de la Policía bonaerense, comisario general Fabián Perroni, a cargo interinamente de esa fuerza, sostuvo hoy que le "sobran las ganas para luchar contra el delito" y aclaró que "no" está "condenado en ninguna causa", luego de haber sido acusado en 1992 por apremios ilegales.

"Quedé desvinculado totalmente y sobreseído en la causa penal", enfatizó Perroni sobre la acusación que le hizo una banda de delincuentes que operaba en la ciudad de La Plata, de haber torturado a unos de los ladrones durante un allanamiento.

Al quedar a cargo de la Policía tras el pase a retiro del comisario general Pablo Bressi de la conducción de la fuerza, Perroni, en diálogo con radio Mitre, expresó: "Soy un hombre que siempre trabajé en la calle... Mi lucha fue siempre contra la delincuencia y nunca bajaré los brazos". 

En el año 1992, Perroni era oficial inspector cuando fue convocado a colaborar en la comisaría novena de La Plata, para investigar a una banda que asaltaba carnicerías. Hubo un allanamiento en busca de uno de los sospechosos, pero sólo encontraron a un amigo, a quien de todas formas se llevaron a la seccional, donde, según una denuncia, lo habrían sometido a supuestos malos tratos y tormentos físicos, y por esos apremios lo acusaron a Perroni.

"Yo participé en uno de los allanamientos, pero nunca cometí ese hecho y delito. Fui totalmente desvinculado en la rueda de reconocimiento. No participé en el allanamiento de la denuncia, y quedé desvinculado totalmente", señaló el comisario general. Perroni confirmó que toda esta situación se encuentra en su legajo y recalcó: "No estoy condenado en ninguna causa".

Perroni indicó que será la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, quienes resolverán si lo nombran como el próximo jefe de la Policía provincial. Sobre ello, afirmó: "Me honra esta situación de poder quedar a cargo de la fuerza... Mientras me toque a mí, no tenga duda que voy a luchar como hice durante toda mi carrera contra el delito". "No tengo ninguna situación que me ligue con algún delito y apremio", insistió.