POLITICA


El número dos de José López salió a defenderlo: "Se ponía un ladrillo y se pagaba un ladrillo"

Abel Fatala sostuvo que la causa de Sueños Compartidos nada tiene que ver con la detención de quien fuera su jefe en la administración nacional. Cómo funcinaban los pagos de obras públicas.


Foto:Cedoc

Abel Fatala, exsubsecretario de Obras Públicas, aseguró hoy que la detención de su antiguo jefe, José Francisco López, "no tiene nada que ver" con la causa por presuntas irregularidades en el manejo de fondos del programa Sueños Compartidos, que administraba la Fundación de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo.

El ex funcionario también defendió al ex secretario de Obras Públicas, detenido en la madrugada del martes un monasterio bonaerense cuando intentaba ocultar bolsos con casi nueve millones de dólares, al describirlo como una "persona muy trabajadora, que no tenía ningún tipo de ostentación".

En diálogo con radio Del Plata, Fatala dijo "no" haber recibido una citación formal para presentarse a declaración indagatoria por el presunto desvío de fondos destinados al programa de viviendas.

Y advirtió: "Si hay alguien que quiere vincular la situación que está viviendo López con respecto al tema de las Madres, esto no tiene nada que ver".

Al respecto, el ex número dos de López recordó que "las operatorias nacían" de los intendentes y gobernadores que solicitaban la aplicación del programa. "No tenemos ni una sola partida que diga Sueños Compartidos, sino que la propia provincia (o municipio) eran los que proponían esta mecánica de trabajo y éramos nosotros los que la aceptábamos", detalló.

Fatala señaló además que "la fundación trabajaba con los municipios y las gobernaciones". "Era la gobernación la que nos elevaba a nosotros la documentación" y que, una vez aprobada, "se ponía en marcha el mecanismo y se pagaba sobre la obra ejecutada", detalló

"Se ponía un ladrillo y se pagaba un ladrillo. No había anticipo de plata. Una vez que ese certificado llegaba, se liberaba todo lo que eran los mecanismos para el pago: se pagaba a la provincia, o municipio, y la provincia, o municipio, de forma electrónica le pagaba a la fundación con la que había contratado las obras", reveló.

El exfuncionario también descartó el pago de "sobreprecios" porque, dijo, se tomaban valores "de mercado". Por eso, consideró que la denominada ruta del dinero que involucra al programa Sueños Compartidos "tiene que ver con cosas que no se pagaron desde la fundación como son las retenciones que tiene que hacer AFIP que no las pagaban, eso es mucha plata".

"Si hay alguien que quiere vincular la situación que está viviendo López con respecto al tema de las Madres, esto no tiene nada que ver, eh", advirtió Fatala, quien describió a López como una persona "muy trabajadora, que no tenía ningún tipo de ostentación" con una trayectoria en la "militancia política".

"Me causó un gran asombro ver la situación en la que está involucrado López", admitió el dirigente, a la vez que descartó que su ex jefe haya estado involucrado con el consumo de "estupefacientes o cuestiones de esa naturaleza".

Por último, Fatala aseguró que "la moneda que se maneja en obra pública es en pesos" y negó que quienes trabajaban en el Ministerio de Planificación manejaran "plata".



Redacción de Perfil.com