POLITICA LA EXPULSION DE DE VIDO

El oficialismo admite que le faltan los votos y no quiere abstenciones

.

De Vido. El jueves, en el Congreso, negó que piense en renunciar.
De Vido. El jueves, en el Congreso, negó que piense en renunciar. Foto:Cedoc Perfil

El oficialismo reconoció ayer que hasta ahora no tiene los votos para lograr la expulsión del ex ministro Julio de Vido de la Cámara de Diputados, algo que pretende concretar el miércoles en una sesión especial. Mientras se aseguran la presencia de todos sus legisladores y de potenciales aliados para ese día, el interbloque Cambiemos hizo pública la intención de prohibir las abstenciones durante la votación, con el objetivo de que quienes apoyen al diputado kirchnerista queden expuestos ante la opinión pública.

PERFIL publicó en su edición de ayer que el oficialismo tiene la intención de aplicar el artículo 197 del reglamento, que establece la necesidad de pedir permiso para abstenerse en una votación. Eso se logra con mayoría simple. Y esos votos Cambiemos los puede tener. Sin embargo, algunos legisladores del PRO consultados por este diario dijeron tener dudas con esa estrategia. “Me parece bien para meter presión, pero no para usarla el miércoles, porque nosotros tenemos que seguir conviviendo con los bloques opositores hasta 2019. Y si usamos la prohibición de las abstenciones, va a terminar todo mal”, opinó uno de ellos.

Mario Negri, presidente del interbloque Cambiemos, admitió que cada legislador “deberá ser responsable de lo que haga en el recinto cuando se vote la exclusión del diputado Julio de Vido. Estamos ante un caso en el que no se debe autorizar las abstenciones”. Negri agregó que eso ocurrió, por ejemplo, con Luis Patti, cuando no se le permitió la asunción en su banca. Patti estaba acusado de crímenes de lesa humanidad y luego terminó preso.

El oficialismo también definió que la figura por la que se pedirá la exclusión es la “indignidad”, apoyados en el artículo 66 de la Constitución, porque se trata de un problema ético, dada la cantidad de causas penales que tiene abiertas el diputado.

En el entorno del legislador confirmaron que no irá a la reunión de comisión del martes, en la que se aprobará el dictamen que luego se llevará al recinto. Pero que todavía no resolvió si ese día asistirá a la sesión ni cómo votará. Cuando se puso a consideración la posibilidad de que lo allanaran, De Vido se abstuvo. “Va a hacer lo que el bloque considere necesario”, confió un colaborador del ex ministro. De Vido ya avisó que si lo expulsan, llevará el caso a los tribunales federales.