POLITICA SIN AJUSTES EN AREAS SENSIBLES

El oficialismo busca evitar críticas en la campaña por el Presupuesto

Una de las consignas principales que tuvieron en el Gobierno a la hora de diseñar el presupuesto es la reducción del déficit fiscal, para atarlo a las metas fijadas.

Dujovne. El ministro debe presentar el proyecto el viernes.
Dujovne. El ministro debe presentar el proyecto el viernes. Foto:Cedoc Perfil

Eludir situaciones que puedan generar algún percance electoral. Esa es una de las consignas principales con las que el Ministerio de Hacienda, que conduce Nicolás Dujovne, está puliendo el proyecto de Presupuesto 2018 que se deberá presentar el próximo viernes en el Congreso. ¿Qué significa evitar percances? No darle a la oposición ningún argumento que pueda ser utilizado en la campaña, como rebajas en ministerios sensibles.

El ejemplo más utilizado es el de Ciencia. Una de las consignas principales que tuvieron en el Gobierno a la hora de diseñar el presupuesto es la reducción del déficit fiscal, para atarlo a las metas fijadas (3,2% del PBI para 2018). Para eso, Mario Quintana, uno de los vicejefes de Gabinete, presionó a cada ministro para bajar el gasto lo máximo posible. Eso le generó tensiones con más de uno que no estaba dispuesto a dar el brazo a torcer. Pero en algunos casos, en Casa Rosada decidieron poner especial atención. El área de Ciencia fue foco de conflicto durante la discusión del presupuesto del año pasado, y por eso quieren evitar que se repita esa escena en plena campaña electoral.

Como contrapartida del ajuste planteado, en el Gobierno ya anticiparon que el texto y sus planillas incluirán un aumento en el gasto social. Otro argumento que repetirán durante la discusión parlamentaria los legisladores de Cambiemos y que promete transformarse en un lema más de campaña.

Servirá para contrarrestar otra realidad que quedará reflejada en el presupuesto: los subsidios seguirán bajando, por lo que las tarifas de servicios públicos continuarán subiendo. “Dentro de los márgenes ya establecidos en las audiencias públicas”, relativizan desde Hacienda. Allí, el principal disgusto social estará atado a las tarifas del transporte público, las únicas que no se movieron desde que asumió Mauricio Macri la presidencia.

El otro aspecto en el que buscarán hacer hincapié en el Gobierno es el “ajuste de la política”. Desde hace varios meses, Quintana, Gustavo Lopetegui y el resto del equipo de la Jefatura de Gabinete están analizando todo el organigrama del Poder Ejecutivo. Estaban a la búsqueda de los proyectos y programas que se pisaban entre sí en los distintos ministerios. Así, el proyecto del Presupuesto 2018 mostrará un ahorro también con el cierre de programas que, según el análisis, se repiten en el Gobierno.