POLITICA LA TRASTIENDA DE LA PROTESTA

El Papa, detrás de la unidad entre la CGT y los piqueteros

Francisco y la Iglesia argentina influyeron de distintos modos para orientar esta unidad que hoy es un eje clave de la gobernabilidad.

PERFIL COMPLETO

Organizaciones. Se reunieron este mes con el Papa.
Organizaciones. Se reunieron este mes con el Papa. Foto:Cedoc Perfil

La histórica convergencia de ayer en las calles de Buenos Aires entre las principales organizaciones piqueteras y la CGT tuvo un pequeño empujón santo. La Iglesia argentina y el papa Francisco influyeron de distintos modos para orientar esta unidad que hoy es un eje clave de la gobernabilidad y, a su vez, uno de los principales desafíos a las autoridades nacionales.

Antes de llegar a este acto conjunto, hubo varios pasos. En todos ellos hubo acompañamiento y, aún, empujones de la Iglesia. Movimientos sociales y sindicatos debieron, en primer lugar, afrontar el desafío de la unificación. Para ello, debieron sanarse las heridas y rencillas que habían dejado las divisiones de la era kirchnerista.

Los movimientos sociales convergieron en el denominado Triunvirato de San Cayetano (CCC, Barrios de Pie y CTEP). Esta reconciliación fue posible por el trabajo conjunto en el marco de los encuentros organizados por el Papa. El primero de ellos fue en Bolivia, en julio de 2015; el último, en el Vaticano, durante el primer fin de semana de noviembre. También hubo capítulos locales, con encuentros auspiciados por la Pastoral Social. Por ello, la primera medida conjunta de este Triunvirato fue el 7 de agosto pasado, durante la marcha que partió del templo de San Cayetano en Liniers.

Pastoral Social. Los encuentros con la CGT también se dieron gracias a la influencia de la Pastoral Social, porteña y nacional, que bregaron por el reconocimiento del movimiento de desocupados por parte de los representantes de los trabajadores integrados en la economía formal. Monseñor Jorge Lozano, titular de la Pastoral Social Argentina, y el padre Carlos Accaputo, de la filial porteña, participaron también del primer encuentro parlamentario que dio impulso a la Ley de Emergencia Social, durante una audiencia organizada por Diputados y piqueteros en abril pasado.

Este miércoles, el cardenal Mario Alberto Poli y Accaputo organizaron la Jornada de Pastoral Social de Buenos Aires. El mensaje del papa Francisco a los movimientos sociales fue el texto elegido para repartir entre los asistentes. Siguieron de cerca el acto sindicalistas y dirigentes sociales. Ayer fueron los protagonistas de una jornada que difícilmente se hubiera materializado sin una ayuda desde Roma.