POLITICA FACEBOOK

Se viralizó un polémico manifiesto PRO sobre discapacidad

Hoy se conoció la cifra de 70 mil pensiones eliminadas por discapacidad. En ese marco, en las redes sociales se recuperó un mensaje que Mauricio Macri compartió hablando de la discriminación a personas con diversas limitaciones. Mirá el video.

El mensaje de Mauricio Macri a quienes poseen discapacidades.
El mensaje de Mauricio Macri a quienes poseen discapacidades. Foto:Facebook de Mauricio Macri

El mensaje fue publicado el pasado 11 de mayo en la cuenta oficial de Facebook del presidente Mauricio Macri. Se trata de un video con un manifiesto titulado "Ustedes & Nosotros", que contiene un texto escrito desde el punto de vista de una persona con discapacidad. 

En el video, hablan de la igualdad como seres humanos y del error de "confundir limitaciones con capacidades". "Aquellos de ustedes que no nos dan trabajo, que no dejan estudiar a nuestros hijos, los taxis que no paran cuando nos ven distintos, los que nos esquivan en la calle, los que no nos quieren alquilar un departamento, los que miran para otro lado cuando pasamos cerca de ellos, no están en nuestra contra: están en contra de toda la humanidad", señala el mensaje.

La publicación habría quedado en el olvido si no fuera porque este martes se conoció la noticia  del recorte de 70 mil pensiones a personas con discapacidad en el Ministerio de Desarrollo Social que dirige Carolina Stanley, y el presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales del ministerio, Guillermo Badino, lo justificara con el argumento de que "una persona con síndrome de down no es sujeto de derecho de esta pensión (ya que) puede trabajar si lo deseara".

Tras esto, miles de usuarios en las redes sociales recuperaron este mensaje de hace poco más de un mes y lo compartieron haciendo referencia a la contradicción entre el mensaje solidario que manifiesta en presidente en las redes, y las consecuencias del recorte en las pensiones.  

El texto completo: 

DISCAPACIDAD, UN MANIFIESTO

Somos completamente humanos.

Somos humanos completos.

Somos millones, y cuando sumamos a nuestros parientes y a nuestros amigos que nos ayudan a vivir, somos más que cualquier otro grupo que puedan nombrar.

Somos personas y tenemos los mismos derechos que los demás.

No buscamos compasión. No buscamos piedad. Sólo exigimos respeto: somos completamente humanos para hacerlo.

Pero algunos de ustedes nos tienen miedo, otros nos esquivan, o nos ofenden con su condescendencia.

Confunden nuestras limitaciones con nuestras capacidades.

Nosotros somos iguales a ustedes aunque algunos no podamos ver, escuchar, caminar o percibir el mundo igual que ustedes.

Nosotros somos iguales a como serían ustedes si les pasara algo.

Nosotros los necesitamos. Pero ustedes también nos necesitan.

¿Saben? Al menos uno de cada diez argentinos tiene una limitación permanente. Medio millón de ellos tiene menos de 20 años y la mitad no cumplió aún 10 años. Si no nos ven en la calle, si creen que somos menos de los que somos, es porque muchos de ustedes nos obligan a refugiarnos en nuestras casas.

Aquellos de ustedes que no nos dan trabajo, que no dejan estudiar a nuestros hijos, los taxis que no paran cuando nos ven distintos, los que nos esquivan en la calle, los que no nos quieren alquilar un departamento, los que miran para otro lado cuando pasamos cerca de ellos, no están en nuestra contra: están en contra de toda la humanidad.

Es hora de hacer algo de verdad. Hay que cambiar ahora mismo las leyes, los edificios, el ancho de las puertas, las veredas, los asientos de los colectivos, los espacios de los aviones, las reglas obsoletas, los trámites del Estado, todos los baños públicos, las normas de las escuelas, los juegos de las plazas, los recursos humanos, los hoteles alojamiento... Hay que cambiar mil cosas. Pero antes que nada tienen que cambiar profundamente ustedes porque aunque nosotros somos humanos completos, muchos de ustedes siguen sin creer que de verdad sea así.

Hagan su parte. Ustedes y nosotros somos personas iguales con destinos distintos. Es hora de que nos reciban abiertamente y vivamos juntos en el mismo mundo.