POLITICA CÁMARA DE DIPUTADOS

Sandra Mendoza y Mario Negri se cruzaron por el paro de mujeres

Los legisladores del FPV pidieron interrumpir el debate para adherir a la protesta por los femicidios que se realiza en el centro porteño. La solicitud fue rechazada y se generaron fuertes cruces en el recinto. Video.

Diputados con carteles de #NiUnaMenos
Diputados con carteles de #NiUnaMenos Foto:DyN

La sesión de este miércoles en la Cámara de Diputados se vio empañada por fuertes cruces y momentos de tensión, cuando legisladores del Frente para la Victoria (FPV) pidieron interrumpir el debate para poder asistir al paro nacional de mujeres convocado por el colectivo #NiUnaMenos.

Héctor Recalde, jefe del bancada del kirchnerismo, solicitó un cuarto intermedio durante la tarde para que los legisladores puedan participar de la convocatoria contra los femicidios y la violencia de género en la cual se propuso una marcha del Obelisco hacia Plaza de Mayo, pero el pedido fue rechazado.

Ante esta decisión, la diputada kirchnerista Sandra Mendoza pidió la palabra y atacó al presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri por haber tomado esa determinación: "Estoy re podrida de que nos grite", sostuvo la legisladora. "Realmente este hombre no puede representar a un hombre. No estoy cuestionando sus ideas: ¡Estoy diciéndole que es un violento y un misógino! Me tiene cansada que diga que el Frente para la Victoria somos unos corruptos... hola, ¿cómo les va a ustedes?", indicó.

El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, intercedió y le dio la palabra a Negri, quien replicó: "Hay que tener cuidado con el uso de la lengua, honro a mis hijas y a mi mujer y a cualquier mujer sin importar su pensamiento político. Nunca ofendí a nadie personalmente".

En otro momento de la sesión, la diputada kirchnerista María Fernanda Raverta reprodujo un audio del periodista Jorge Lanata en el cual califica de "vieja enferma" a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner,  y en el que insta a que la "historia la juzgue como la mierda que fue".

"Este discurso es violento contra las mujeres y debe ser repudiado por el conjunto de los bloques", reclamó la legisladora.