POLITICA POLÍTICA Y MEDIOS

El periodista que investigó los inundados de Tigre denuncia que sufrió un atentado

Por Luis Gasulla | Tenaglia asegura que le prendieron fuego su camioneta tras enfrentarse a un grupo de barras cercanos al intendente Zamora. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Perfil.com

Marcos Tenaglia vive en Tigre. Es periodista freelance y dice que le prendieron fuego su camioneta luego de enfrentarse con un grupo de barras cercanos al intendente Julio Zamora.

La mañana del viernes 1 de mayo, empleados municipales y barrenderos del municipio de Tigre se juntan esquinas estratégicas de la ciudad y sus alrededores para asistir al acto organizado por el Frente Renovador en el estadio de Vélez Sarsfield, en Liniers.

“Les pagan el doble que la jornada laboral por un feriado” asegura el periodista Marcos Tenaglia a Perfil.com a quien, semanas atrás, le quemaron su camioneta mientras participaba en una reunión con vecinos víctimas de la inseguridad.

El periodista colaboró en la biografía no autorizada de Massa del colega Diego Genoud y lo explica con orgullo mientras acompaña a este cronista por los barrios olvidados de Tigre.

Según la investigación de Genoud, el total de barrios privados y countries en el municipio de Tigre alcanza las 4.777 hectáreas. Sólo Nordelta ocupa 1.600 hectáreas mientras que Isla del Sol, barrio en el que vive la familia de Massa y que increíblemente sufrió un extraño asalto en plena campaña electoral del 2011 por un prefecto, sólo 8.

Blanca Larrosa vive hace 25 años en una casilla sobre la calle Beltrán, a metros de Tambo Nuevo. La habitación del fondo de su humilde hogar es visualizada las 24 horas del día por las cámaras de seguridad de sus vecinos del barrio privado Isla del Sol. La familia de Blanca no cuenta con agua potable ni cloacas. Denuncia que, cuando se desagotan las piletas de sus afortunados vecinos, los pasillos de la villa alcanzan el medio metro de agua. “Pasa todas las semanas” asegura. El country, como tantos otros en el municipio, fue construido en declive. Viven 22 familias, muchas de ellas se muestran temerosas ante el reclamo periodístico: “No queremos que nos filmes”, dice una vecina de Blanca mientras Tenaglia continúa el recorrido hacia Rincón de Milberg, a un kilómetro de Nordelta.

Enfrente del barrio privado “Los Álamos”, los vecinos de “El Jacarandá” denuncian las mismas condiciones insalubres de vida que los de Massa. Sin saberlo, todos ellos recorren las mismas calles de dos candidatos a Presidente, el tigrense y el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. A diferencia de los políticos, estos vecinos lo hacen a pata. Katty duerme en una cama matrimonial que mantiene a varios metros del piso sostenida por unos ladrillos y piedras. La imagen parece salida de una película de terror. Como tantos otros, vive deseando que no llueva. Su cuerpo está curtido por la constante humedad. A pesar de su militancia peronista, está podrida de callarse la boca y despotrica contra sus gobernantes. Frente a su casa se levanta un muro de cañas de dos metros de altura. Detrás se levantan imponentes casas construidas en lo alto.

Maten al mensajero: “No te olvides de Cabezas”. Tenaglia forma parte de La Asamblea de Vecinos Inundados de Tigre. Denuncian un cerco mediático: “Acá nadie nos da pelota”. El pastor evangelista Néstor Mercado le cuenta a Perfil.com que “cuando hay hechos de inseguridad, TN dice Pacheco, El Talar pero jamás aclaran que se trata del municipio de Tigre para proteger a Massa”.

La historia de Mercado es digna de Hollywood. Supo trabajar cerca de Massa pero, en medio de un conflicto por falta de luz en el barrio, lo entrevistó el desaparecido diario Crítica. Tras su reclamo se convirtió en uno de los principales críticos al massismo.

El 3 de marzo, a Tenaglia le prendieron fuego su camioneta. Los vecinos del Barrio La Paloma de una asamblea contra la inseguridad en la que participaba, la rescataron de las llamas. Sólo vieron un Peugeot blanco que se alejaba tras el incendio. 23 horas después, el intendente Zamora lo llamó para solidarizarse con él y preguntarle cuál era su teoría. Tenaglia le dijo que creía que eran ellos y un grupo de barras bravas de Tigre que custodian al intendente y con quienes ya había tenido un encontronazo. “El comisario Borges, jefe de calle de Suárez, me amenazó y me mandaron patotas desde el municipio” denuncia Tenaglia. El periodista había recibido un escalofriante mensaje en su casa: “No te olvides de Cabezas”.

(*) Especial para Perfil.com | En Twitter: @luisgasulla



Luis Gasulla (*)