POLITICA LE DECLARÓ LA GUERRA AL AGRO


El PJ acusó al campo de "golpista" y "antidemocrático"

Kirchner no habló y los voceros fueron Capitanich, Uribarri y Das Neves. Para el partido, los ruralistas quieren derrocar al gobierno.

La vivienda donde se encontró el cuerpo del recién nacido.
La vivienda donde se encontró el cuerpo del recién nacido.
El Partido Justicialista emitió hoy un pronunciamiento de fuerte respaldo al gobierno nacional y acusó al sector agropecuario de impulsar un "ánimo destituyente" y "golpista" que comparó con "los golpes de Estado" que sufrió la Argentina "en 1930, 1955 y 1976". El documento fue leído por el gobernador del Chaco y vicepresidente del PJ, Jorge Capitanich, junto a los mandatarios de Entre Ríos, Sergio Urribarri y de Chubut, Mario Das Neves, quienes fueron los elegidos por Néstor Kirchner para actuar de voceros en una conferencia de prensa brindada esta tarde en la sede nacional del PJ, tras la primer reunión convocada por el titular del partido y ex presidente. El texto, avalado por una veintena de dirigentes entre ellos gobernadores, diputados e intendentes que integran la denominada "mesa chica" del PJ nacional calificó al acto organizado por las entidades agropecuarias el pasado domingo en Rosario como un "antidemocrático ataque con ánimo destituyente". "El PJ, ante el antidemocrático ataque que con ánimo destituyente y falta de respeto a la voluntad popular se ha hecho a la presidenta y a los gobernadores, se ve en la obligación de fijar claramente su posición política", señala el primer párrafo del documento escrito por el secretario general de la Presidencia y asesor personal de Kirchner, Carlos Zannini. Luego, el mensaje del peronismo normalizado a cargo ya de Kirchner, señaló que "no es que sorprenda que tales actores, en nombre de la defensa del campo, incurran en esa práctica, que no hace más que retrotraernos a jornadas de 1930, 1955 y 1976, cuando aquel ánimo destituyente fructificó en golpes de estado, siempre argumentando en contra de acciones de los gobiernos elegidos por el pueblo". "Lo que sí sorprende es la virulencia del lock out salvaje e interminable con el que pretenden erigirse en dueños del derecho a transitar, que se ufanan de desabastecer y no les importa encarecer los alimentos que las familias argentinas necesitan en su mesa", agrega el documento del PJ. El documento, leído por Capitanich, también hizo una férrea defensa del "modelo económico" impuesto por el matrimonio Kirchner desde 2003 y en línea con lo señalado en las últimas horas por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, acusó al campo de "pretender dialogar bajo presión" mientras "desacreditan o conciben a las autoridades electas como un obstáculo". Tras la lectura del documento, los gobernadores se sometieron a cinco preguntas de los medios periodísticos presentes y dejaron entrever que la denuncia sobre supuestas actitudes golpistas tienen que ver con las advertencias de los dirigentes agropecuarios que plantean posibles "escraches" a gobernadores e intendentes. "En defensa de la volunta popular respaldamos la labor de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y la de los gobernadores, en especial cuando dan pasos sustanciales para una mejor distribución de la riqueza, que no puede hacerse sin que los que más tienen, pongan más", señala el comunicado. Luego, ante una consulta de DyN, Das Neves admitió que "cuando hay una confrontación, cualquiera puede tener un exabrupto en la pasión de defensa de sus convicciones".  Sin embargo, Das Neves criticó "algunos mensajes del domingo, cuando hablan del obstáculo del matrimonio Kirchner en el crecimiento del país, y la actitud facciosa, repugnante, de un dirigente que se para en la ruta y dice: Vamos a la casa de mengano, fulano, no pasan camiones, es una actitud absolutamente golpista". Por su parte, Capitanich aseguró que el diálogo no está cerrado e insistió en que el gobierno plantea "correcciones en el problema de las retenciones" entre los que mencionó modificaciones en el "mercado a futuro" para las exportaciones y "mejorar el sistema de reintegros a los pequeños productores". De esta manera, en la primer reunión del PJ que preside Kirchner, logró juntar a casi todos los miembros de la mesa chica, solo faltaron la vicepresidenta y diputada por Tucumán, Beatriz Rojkés (esposa del gobernador José Alperovich) y los gobernadores de Mendoza, Celso Jaque, y de La Pampa, Oscar Jorge. Con la designación de los "voceros del encuentro", Kirchner también buscó enviar un mensaje de alineación: Capitanich, por representar el ala política más fiel al gobierno; Das Neves para que quede claro de qué lado está luego de declaraciones críticas al gobierno y Urribarri, en señal de apoyo luego de que el ex gobernador Jorge Busti renunciara hoy mismo a la titularidad del PJ de Entre Ríos, en apoyo al campo. Fuente: DYN

Redacción de Perfil.com


Temas:

  • PJ
  • campo