POLITICA OBJETIVO ELECTORAL


El plan para transformar a los ministros en candidatos

El macrismo asignó municipios bonaerenses a varios funcionarios para que compitan en los comicios legislativos del año próximo.

Desembarco. Ayer, Carolina Stanley (Desarrollo Social) acompañó a Vidal, Posse y Jorge Macri.
Desembarco. Ayer, Carolina Stanley (Desarrollo Social) acompañó a Vidal, Posse y Jorge Macri.
Foto:cedoc
El gobierno nacional prepara un fuerte desembarco en la Provincia de Buenos Aires. Con la mente puesta en las elecciones del año próximo, en Cambiemos comenzaron a dividir a los ministros y funcionarios nacionales por territorio y secciones electorales a fin de que mostrarlos como futuros candidatos.

En ese marco, parte del Gabinete del presidente, Mauricio Macri, desembarcará en el territorio donde más impacto negativo tuvo el efecto de las tarifas y donde gobierna María Eugenia Vidal, la dirigente con mejor imagen del oficialismo.

Entre los ministros surge Esteban Bullrich (Educación), con domicilio en Junín, quien comenzó a sonar para la boleta de senadores o de diputados nacionales. Bullrich estuvo con Vidal hace un par de semanas. Limaron asperezas y acordaron trabajar juntos. Hoy es un candidato potable. A partir de allí, en los últimos diez días estuvo en cinco municipios bajo el manto de las universidades de cada distrito. En esa boleta también está anotado Jorge Macri, el intendente de Vicente López, quien genera ruido interno en el gabinete de Vidal. Muchos recuerdan cómo defenestró a la gobernadora cuando era una ignota precandidata.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, tendrá a su cargo La Matanza junto a dos peronistas del gabinete bonaerense: el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo (quien suena para encabezar la boleta de diputados locales) y Alejandro Finocchiaro (Educación), quien trabajó en la Universidad de La Matanza. Quizás por ello durante el 2008 le adjudicaron, en vano, la llegada del espía Ciro James: era el jefe de asesores del entonces ministro Mariano Narodowski, con quien terminó crudamente peleado.

Federico Salvai el ministro de Gobierno y armador político de Vidal, es quien diagrama dónde militará cada funcionario junto con el visto bueno del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En este marco, Peña, junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, también armaron una agenda bonaerense en la que coincidirán con Vidal: Morón, San Martín y La Plata para la semana que viene. Hoy Frigerio estará con su viceministro político, Sebastián García de Luca, en Moreno.

A esta tanda se les suma Carolina Stanley, la ministra de Desarrollo Social (quien ayudó en Lomas de Zamora en las elecciones de 2015). Ayer en San Isidro Vidal y Stanley (quien recibió la antorcha del área social de parte de la gobernadora) estuvieron en una actividad del programa “El Estado en tu barrio”, donde distintos organismos prestan asistencia en las zonas humildes. En la foto aparecieron Jorge Macri y el intendente local, ex massista, Gustavo Posse. Ambos refunfuñaron con Vidal por el proyecto para limitar la reelección de caciques comunales. El primo del Presidente incluso le pidió al área de Legales que consulte si podía ir por un tercer mandato contando como primero el actual y no el de 2011. Vicisitudes de la nueva política.

Para Vidal las “bajadas” a la Provincia son mucho más que un gesto: son el mejor test de candidatos a futuro. En especial, pensando si Cristina Kirchner, con Daniel Scioli, y, por su lado, Sergio Massa, son candidatos.

Por su lado, el vicegobernador, Daniel Salvador, junto al secretario general, Fabián Perechodnik, se encargan de la UCR. Difícil tarea: en el macrismo ven al sector de Ricardo Alfonsín muy cerca de Massa.