POLITICA


El Poder Judicial sale en respaldo de Lijo luego de las declaraciones de Boudou

Se multiplicaron las voces en apoyo del magistrado entre sus colegas, la oposición y hasta el sindicato de los empleados judiciales.

El Juez Federal Ariel Lijo recibió el apoyo de sus colegas y el sindicato de empleados.
El Juez Federal Ariel Lijo recibió el apoyo de sus colegas y el sindicato de empleados.
Foto:CeDoc

Amado Boudou cargó contra el juez federal Ariel Lijo por Twitter, por radio y hasta por la Televisión Pública. El vicepresidente, quien en un principio prometió “no apelar a ninguna cuestión” para frenar su indagatoria, pronto viró hacia una estrategia más agresiva, centrándose en la desacreditación de la figura de Lijo, a quien acusa de ser un magistrado digitado por el CEO del Grupo Clarín, Hector Magnetto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

A tal punto llegó la presión ejercida por Boudou, que pidió que se televisara su declaración indagatoria por el canal de cable Todo Noticias. Obviamente, el juzgado rechazó el pedido.

El comportamiento del vicepresidente de la Nación despertó el rechazo de buena parte de la oposición política, como así también de los grandes grupos que nuclean a los integrantes del Poder Judicial, tanto a los funcionarios como el sindicato de los judiciales.

El senador nacional Ernesto Sanz afirmó que “Boudou quiere embarrar la cancha”. En declaraciones radiales al programa La Cornisa de Luis Majul, Sanz sostuvo que “el vicepresidente y sus abogados, junto con el Gobierno se cargaron al procurador general de la Nación anterior, el Doctor Righi; al juez que en un origen tuvo la causa Ciccone que fue el Doctor Rafecas; y al fiscal que tuvo también la causa en origen, que fue Rívolo”.

Sanz agregó que “nunca antes en la historia de la argentina se había producido un episodio en el cual, por la investigación a un funcionario, tuvieran que apartarse de la causa nada menos que el Procurador General, el Juez y el Fiscal, y lo que están haciendo con Lijo apunta a lo mismo: quieren sacarlo de la cancha”. 

“Si el juez Lijo es apartado o si Lijo sufre alguna consecuencia en esta causa, lo que está en juego es algo mucho mayor que la causa Ciccone, lo que está en juego son valores fundamentales para el ejercicio republicano en la Argentina”, finalizó Sanz.

Asimismo, el diputado radical Miguel Bazze aseguró que el vicepresidente Amado Boudou "ha llegado al colmo del cinismo al ordenar a jueces y periodistas lo que tienen que hacer y cómo deben actuar". Para el diputado “está claro que quien no ha actuado como corresponde es el propio Boudou, como otros funcionarios y amigos del poder que se han enriquecido de manera sospechosa". 

Por su parte, la legisladora porteña Graciela Ocaña consideró que el vicepresidente Amado Boudou es "un sinvergüenza" que "debería renunciar" a su cargo, y advirtió que "como no puede eliminar las pruebas, quiere eliminar a los jueces". 

"En realidad Boudou no quiere declarar, está buscando todas las formas posibles para no declarar", denunció Ocaña y alertó que es por eso que "vuelve a ensuciar el expediente con nuevos escritos" y con "chicanas judiciales".

Para la dirigente, "lo que no puede hacer Boudou es enfrentarse a las pruebas, porque las pruebas que hay en el expediente lo colocan en un rol central como apropiándose de Ciccone Calcográfica junto a su amigo del alma y socio, José María Nuñez Carmona". 

En declaraciones radiales, la ex ministra de Salud de Néstor y Cristina Kirchner acusó, además, al Gobierno de estar "protegiendo" al vicepresidente, quien, citado a indagatoria para el próximo lunes, ratificó al mismo tiempo el pedido de la nulidad de esa convocatoria que hicieron sus abogados.

"Evidentemente está siendo protegido por el Gobierno que, a todas luces, estaría tapando o siendo parte de este negociado. Porque uno puede equivocarse a quien elige como colaborador, en este caso como vicepresidente, lo que no puede hacer es protegerlo y garantizarle impunidad", lanzó.

Tras calificar de "mentiroso" al titular del Senado, entre otras cosas, por los duros cuestionamientos que le dedicó a la dirigente este jueves durante su participación en el programa oficialista 678 que se emite por la Televisión Pública, Ocaña tildó de "sinvergüenza" a Boudou. 

Sobre las declaraciones de Boudou, Ocaña sostuvo que "lo que hace es atacar con la idea de que la mejor defensa es un buen ataque, diciendo cualquier cosa sobre cualquier dirigente, sobre los periodistas".

"Es un mentiroso, pero si Boudou cree que me voy a callar la boca por las cosas que me dice, que se quede tranquilo, que yo voy a seguir diciendo lo mismo y voy seguir aportando los elementos en el expediente que pueda, como ya lo hice sobre todo sobre su patrimonio, que tampoco puede explicar", finalizó. 

El diputado y ex fiscal de investigaciones administrativas, Manuel Garrido, aseguró que el vicepresidente está abusando de sus funciones y “le moja la oreja al juez porque sabe que no lo puede detener” en el marco de la investigación de la causa Ciccone.

Garrido dijo que “hace dos días está provocando al juez para tratar de sacarlo de sus casillas y recusarlo” y agregó que “el Vicepresidente se olvidó de lo que es la dignidad y queda demostrado en sus manifestaciones mediáticas”.

En declaraciones difundidas por un comunicado de prensa, Garrido sostuvo que se trata de “manotazos de ahogado que solo buscan embarrar la cancha y sacar al juez del medio”.

Sobre las manifestaciones de Boudou en el programa “678” de la televisión pública, Garrido opinó que es “de una gravedad institucional inédita que el Vicepresidente sospechado de un hecho de corrupción provoque al juez amparado por el Gobierno y la mayoría oficialista en el Congreso”.

Por último, el legislador sostuvo que “es evidente que está buscando una excusa para no ir el día lunes y eludir la acción de la justicia” y no dudó que “a cualquier hijo de vecino, el juez ya lo hubiera metido preso”. 

Lijo también sumó el apoyo de los dos grande grupos que del mundo judicial: los magistrados y los empleados. El Presidente de la Asociación de Magistrados, Luis María Cabral, repudió las declaraciones del vicepresidente al sostener que “la descalificación que se pretende sobre el juez Lijo, en realidad es una exposición para justificar un proceder en una defensa mediática y en una defensa farandulezca”.

Si bien la Asociación que nuclea a los funcionarios judiciales ya había emitido un comunicado de apoyo al juez Lijo, Cabral reforzó su postura en diálogo con Luis Majul: “Que el vicepresidente de la Nación acuda a los medios para defenderse de esta manera afecta seriamente a la investidura que él ejerce, porque la investidura que ejerce lo obliga a no desentenderse de esa calidad al momento de criticar o de controvertir la imputación que se le dirige”.

Cabral agregó que “nadie se puede sustraer a la justicia: si alguien ocupa una de las más altas investiduras del país no solamente está obligado a someterse a la justicia, sino a controvertir la imputación que se le dirige de una forma tal que no afecte la institucionalidad, que es en definitiva lo que está afectándose”.

El apoyo de los empleados. Este viernes se dio a conocer un inesperado comunicado de la Unión de Empleados del Poder Judicial de la Nación, el sindicato que agrupa a los trabajadores judiciales, desde los ordenanzas hasta los Oficiales mayores. El texto, que lleva la firma de Julio Piumato, refiere que “ante el exabrupto del Vicepresidente de la Nación contra el Juez Ariel Lijo -que constituyen un claro avasallamiento de la independencia del Poder Judicial y una intromisión del Poder Ejecutivo pretendiendo condicionar el accionar de los jueces que investigan hechos de corrupción-, la UEJN expresa su más enérgico rechazo y exhorta al Poder Ejecutivo a respetar la Constitución Nacional y la independencia del Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos”.

Para los judiciales, la actitud de Boudou significa “un intento de lograr impunidad en la causa en que se lo investiga”. Asimismo, recuerdan que “no es la primera vez”, ya que “en 2012 había conseguido, con actitudes similares y acusaciones que luego se demostró son absolutamente infundadas, separar al Dr. Esteban Righi, Procurador General de la Nación, así como alejar de la causa al Juez Dr. Daniel Rafecas y al Fiscal Dr. Carlos Rívolo”. 

El sindicato también recordó el casó del fiscal suspendido José María Campagnoli, de quien afirmaron que “está siendo sometido a un absurdo Jury de enjuiciamiento por investigar hechos de corrupción que involucran a allegados al Gobierno Nacional; hechos que conmueven a todo el Poder Judicial de la Nación, los Ministerios Públicos y al conjunto de la sociedad”.

Escuchá el audio de La Cornisa:

Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Ariel Lijo
  • Boudou a Indagatoria
  • Boudougate
  • Ciccone
  • Amado Boudou