POLITICA CASO MALDONADO

El prefecto insistente que pidió volver a rastrillar

Es el jefe de la Delegación Bariloche de Prefectura Naval Argentina. Convocado por el juez que entiende la causa, Gustavo Lleral, explicó que los operativos anteriores habían sido “realizados con buenas condiciones de visibilidad”.

BUZOS. Trabajaron bajo las órdenes del principal Leandro Ruata.
BUZOS. Trabajaron bajo las órdenes del principal Leandro Ruata. Foto:CEDOC

El prefecto principal Leandro Antonio Ruata fue uno de los actores centrales en el hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado en el río Chubut. Es que sus conclusiones fueron valoradas por el juez Guillermo Lleral para ordenar una búsqueda más profunda desde el predio ocupado por la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, Cushamen, donde el joven había sido visto por última vez. 

Ruata es el jefe de la Delegación Bariloche de Prefectura Naval Argentina. Asumió el cargo en diciembre del año pasado, en reemplazo de Fabián Fara. Antes fue jefe de la Estación de bomberos SICO (Salvamento, Incendios y Contaminación) de Puerto Madryn. Licenciado en Seguridad Marítima, Ruata se especializa en salvamento y buceo.

Convocado por el juez Lleral, el prefecto principal explicó que los operativos anteriores habían sido “realizados con buenas condiciones de visibilidad” pero entendió que, debido a las características que presentaba el curso de agua del río Chubut, “sería conveniente efectuar al menos un rastrillaje más”. 

“Creo que debería repasarse el río algunas veces más porque tiene muchas zonas irregulares y ramas. Yo haría un repaso completo de todas las zonas”, le sugirió el prefecto principal al juez Lleral, según la resolución a la que tuvo acceso PERFIL.

El magistrado que reemplazó a Guido Otranto no sólo tuvo en cuenta la opinión de Ruata, sino que acompañó la medida con “declaraciones testimoniales y resultas de diligencias llevadas a cabo en la zona donde se lo habría visto, por última vez, a Santiago Maldonado”.

Lleral dio estrictas instrucciones a todo el personal judicial interviniente, designó a Ruata como jefe del operativo, y convocó a Carlos Somigliana, del Equipo Argentino de Antropología Forense, entre otras medidas. 

“Soy de la opinión que podrán participar, si es que desea hacer uso de esa facultad, Sergio Maldonado y su abogada, pudiendo intervenir, eventualmente, algunos representantes de agrupaciones de derechos humanos que convoquen los miembros de la comunidad”, señaló el magistrado.

En el escrito, el juez le pidió al jefe de Prefectura de Bariloche que designe personal a su mando con una sola condición: que no portaran armas. 

Siguiendo estos lineamientos, el martes pasado a las 7 de la mañana se puso en marcha el operativo. Cerca del mediodía los buzos de Prefectura Naval Argentina hallaron un cadáver en el río Chubut. A partir de ese momento, toda la atención estuvo en ese lugar hasta que los peritos retiraron el cuerpo que finalmente ayer fue reconocido como Santiago Maldonado. Ruata tenía razón.