POLITICA RESPUESTA DE LA ROSADA

El Presidente criticó la protesta contra la casa de la gobernadora

.

Macri. Rechazó la violencia con un mensaje en Twitter.
Macri. Rechazó la violencia con un mensaje en Twitter. Foto:Telam
El presidente Mauricio Macri cuestionó con dureza el intento de algunos individuos de entrar a la residencia de la gobernadora de Santa Cruz. “Es muy grave”, escribió en las redes sociales. “Repudiamos la violencia como método, siempre”, agregó. El resto de los funcionarios de Cambiemos, sin embargo, optó por no contestar las críticas de la ex presidenta, quien señaló al gobierno nacional como el responsable de los incidentes.

La estrategia delineada por la Casa Rosada es no echar más leña al fuego y evitar –aunque no lo logre– reducir la delicada situación de Santa Cruz a una rivalidad entre el macrismo y el kirchnerismo. “El conflicto es muy grave como para andar alimentándolo con declaraciones políticas”, precisó un funcionario en diálogo con PERFIL.

El kirchnerismo, en cambio, apuntó los cañones al gobierno nacional. Primero Alicia Kirchner denunció que Cambiemos quiere su cabeza “para la campaña electoral”. Luego, CFK afirmó que los incidentes tenían “el visto bueno del gobierno nacional”. Y por último, el hijo de la ex presidenta, Máximo, calificó de “cínico” e “hipócrita” a Macri.
“Creo que acá lo que actuó y metió la cola fue el gobierno nacional y esto está más que claro”, precisó el diputado nacional en declaraciones a Radio 10.
La realidad es que los empleados judiciales no cobraron aún su sueldo este mes. Los estatales sufren las demoras en el cronograma de pagos todos los meses y el sistema de salud está colapsado porque los servicios de la obra social provincial están cortados.

Hay un acampe frente al organismo previsional de la provincia y el Superior Tribunal de Justicia está tomado por sus empleados. El Poder Judicial suspendió los plazos procesales. El ánimo de la clase media está golpeado.
La gobernadora Kirchner responsabiliza por la crisis a la gestión anterior que estuvo a cargo de Daniel Peralta. Y la oposición le recuerda que en las últimas dos décadas el kirchnerismo tuvo el poder real en la provincia.
Y lo concreto es que si la administración de Kirchner no recibe una inyección de dinero importante, ya sea por financiamiento externo o interno, el panorama no es muy alentador para Santa Cruz.