POLITICA MEGAOBRA

El primo de Macri logró quedarse con lo mejor del Paseo

Iecsa, la empresa del primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, logró acceder al tramo C, el de mayor inversión del futuro Paseo del Bajo, la autopista que unirá el sur y el norte de la Ciudad de Buenos Aires.

Dibujo de Temes
Dibujo de Temes Foto:Pablo Temes

Iecsa, la empresa del primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, logró acceder al tramo C, el de mayor inversión del futuro Paseo del Bajo, la autopista que unirá el sur y el norte de la Ciudad de Buenos Aires.

El tramo que construirá Calcaterra representa una inversión de 3.183.245.156,79 pesos.

Rodríguez Larreta apuesta gran parte de su futuro político a la obra que transformará el tránsito de la Ciudad.

El primer tramo (A) de la autopista quedó en manos de Isolux Corsán, seguida por la firma del primo de Macri.  Pero la mutinacional Isolux se encuentra en medio de un escándalo, porque la policía de España detectó que su presidente, Luis Delso, recibió pagos en negro desde México. La tormenta provocó el cambio de autoridades en la oficina de Argentina, donde el Banco Santander y la aseguradora La Caja, entre otros, se quedaron con el control de la compañía.

Pero si Isolux perdía el primer lugar, Iecsa debía reemplazarla y automáticamente se quedaba sin el tramo de mayor inversión. Hubo llamados desde el Gobierno con la Corporación Andina de Fomento (CAF), que aporta parte del financiamiento de la obra. Finalmente, Calcaterra preservó el codiciado tramo C, el más caro.

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, a cargo de Franco Moccia, aseguraron que ante el cambio de management primó la búsqueda de cumplir con los plazos de la obra.

Esta licitación es la primera en la Ciudad que se hace bajo el sistema Data Room, en el que cualquier pregunta que realiza alguno de los ofertantes es respondida y enviada a todos.

El proyecto Paseo del Bajo crea un corredor vial de unos seis kilómetros, entre Alicia Moreau de Justo-avenidas Huergo-Madero, con cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia.

La traza comenzará al sur de la Ciudad en el empalme con las Autopistas 25 de Mayo y Ricardo Balbín (Buenos Aires-La Plata). La trinchera para vehículos pesados tendrá dos carriles de circulación por sentido.



Gonzalo Prado