POLITICA TRAS LAS CRÍTICAS A RITONDO

El PRO acusó a Saín de haber permitido el ingreso de la efedrina

El presidente de la Cámara baja bonaerense advirtió que durante la gestión de Saín ante la Policía Aeroportuaria la efedrina entraba "sin control" al país. El ex funcionario K había calificado a Ritondo de "chanta". Polémica por la inteligencia criminal.

La gobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de seguridad, Cristian Ritondo.
La gobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de seguridad, Cristian Ritondo. Foto:Cedoc

El presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca (PRO), acusó al ex director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Saín, de haber permitido el ingreso sin control de la efedrina durante la era K. Mosca advirtió que Saín no tiene "autoridad moral" para cuestionar la gestión en materia de seguridad de Cristian Ritondo.

Saín dijo esta mañana, en declaraciones radiales, que tanto el ministro de Seguridad como la gobernadora María Eugenia Vidal son "chantas", y precisó que la Provincia carece de "inteligencia criminal" porque las fuerzas de seguridad "están asociadas al delito". Mosca, en diálogo con PERFIL, consideró que eso no es cierto. "Tenemos inteligencia criminal y respetamos las leyes nacionales y provinciales", precisó.

Además, atacó al ex jefe de la PSA. "Saín fue quien cuidaba la puerta del país cuando la efedrina entraba sin control, por eso está lejos de opinar de seguridad. Además fue subsecretario de Seguridad y se fue sin realizar ninguna reforma".

Saín había denunciado antes que Ritondo puso al frente de la Bonaerense a quien manejó el narcotráfico en los últimos tres años de la gestión de Daniel Scioli. "Son chantas", insistió y aclaró que es insólito calificar de "mapa del delito" a un software que pone denuncias en un teléfono, en referencia a la aplicación para combatir el delito que la gobernadora Vidal lanzó la semana pasada, a la que los vecinos pueden acceder desde su móvil y realizar las denuncias de manera anónima o con nombre y apellido, para evitar tener que ir a la comisaría.