POLITICA NUEVO PROYECTO DE SEGURIDAD EN CASO DE LLEGAR A LA ROSADA

El PRO arma un FBI propio contra el narcotráfico y el crimen organizado

Buscan crear una agencia especial de policía que trabaje sobre delitos complejos una vez que se haga el traspaso de la Federal a la Ciudad.  

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

La necesidad de respuestas en seguridad obligó a Mauricio Macri a dedicarle buena parte de sus promesas de campaña a la materia. Es por eso que en el PRO se trabaja por estos días en la idea de avanzar con la creación de una agencia especial de policía, que estará dedicada estrictamente al combate del narcotráfico y el crimen organizado. Un cuerpo que, salvando las distancias, tendría un funcionamiento y atribuciones similares a lo que es el FBI en Estados Unidos.

En el PRO entienden que es fundamental que exista un vínculo y un trabajo en equipo entre todas las fuerzas que dependen del gobierno nacional. Lo mismo creen que debe suceder entre la Bonaerense, la Federal y la Metropolitana. De hecho, no bien asuma –en caso de ganar al próximo domingo– Macri trabajará en el traspaso de la Federal a la órbita de la Ciudad. La mudanza será gradual, pero eso significará que delitos complejos y narcotráfico queden en la órbita de la Nación y con alcance a todo el país.

Allí apuntará el trabajo de la nueva agencia. Desde el PRO estiman que para tener buenos resultados deberían contar con al menos 8 mil personas. Y que el armado del cuerpo debería desarrollarse como un trabajo a largo plazo. En ese sentido, buscarán que su titular llegue con el acuerdo del Senado y que tenga un “mandato” de seis años al frente del cuerpo. El nombre de quien será su jefe permanece bajo siete llaves.

Una fuerte inversión en armamento y tecnología, avances importantes con la radarización del espacio aéreo y una ley de derribo resultan imprescindibles para avanzar con la idea. “Estamos muy atrasados tecnológicamente. La inversión que hay que afrontar es millonaria”, comentó una fuente del macrismo que sigue de cerca el proyecto.

Las otras fuerzas. El traspaso de la Federal a la Ciudad representará mudar todas las comisarías para que se integren a la Metropolitana, que hoy cuenta con 5 mil efectivos (y un presupuesto de $ 4.024 millones), a los más de 15 mil agentes “de calle”, bomberos y personal administrativo. La conducción actual, con Horacio Giménez y Ricardo Pedace, estará a cargo de la puesta en marcha, y será una de las apuestas más grandes de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, quien esperará al 23 de noviembre para anunciar su futuro ministro. Larreta cree que será central coordinar el trabajo de las fuerzas para: los accesos y egresos de la Capital Federal, zonas “calientes” en el sur y operativos conjuntos contra el narcotráfico, trabajo esclavo y trata, y delitos comunes que requieren gran despliegue.

En cuanto a la Bonaerense, se manejan varias ideas. Por un lado, la gobernadora electa, María Eugenia Vidal, y Cristian Ritondo, su futuro ministro de Seguridad, quieren profesionalizar a los nuevos policías locales. Para eso, firmarán un convenio con la Metropolitana para que reciban instrucción del Instituto Superior donde forman los agentes de la fuerza porteña. En 2015, el presupuesto destinado a la seguridad en la Provincia aumentó 66%, a $ 27 mil millones para sus 92 mil efectivos. Fue, en parte, para afrontar la incorporación de 25 mil policías (10 mil egresados de las escuelas y 15 mil de las policías municipales). El gasto contemplaba la renovación de patrulleros, armamento y uniformes

El plan para la Bonaerense

Uno de los desafíos más grandes que tendrá el PRO será la policía bonaerense. En ese marco, el futuro ministro, Cristian Ritondo, estuvo el jueves en La Plata junto a Alejandro Granados, el ministro sciolista. Allí comenzaron a trabajar en el Operativo Sol para la costa turística y, en especial, en un plan antidesbordes para diciembre. Granados se ofreció para armar en conjunto la transición ya que Vidal llegará al poder de forma casi concomitante con el despliegue de efectivos hacia los destinos turísticos. Por otro lado, el equipo de Ritondo buscará contener posibles desbordes a fin de año con la llegada de las fiestas. Reforzar las zonas calientes concentrando agentes en especial en el Conurbano, articular el trabajo con Desarrollo Social en lo que refiere a los bolsones de comida y las cajas navideñas. Además, se creará una agencia contra el narcotráfico con la idea avanzar en el Conurbano, como San Martín, y hará pie en el interor, por caso en Mar del Plata



Patricio Navarra / Ezequiel Spillman