POLITICA EL ENTORNO DE ZANNINI

El próspero socio de Liuzzi y su lujosa propiedad en Miami

Por Patricio Navarra | Gustavo Benvenuto, cuya casa y oficinas fueron allanadas, integra una constructora con el funcionario de Presidencia.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Pese a los esfuerzos del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, para enfriar las investigaciones que lo preocupan, la Justicia avanza –por ahora– con una serie de causas contra funcionarios de esa dependencia gubernamental. Según publicó ayer PERFIL, el juez Luis Rodríguez ordenó en los últimos meses varios allanamientos a personajes vinculados a Carlos Liuzzi, segundo de Zannini, por negocios incompatibles con la función pública.

Uno de los allanados es Gustavo Benvenuto, con quien Liuzzi no sólo comparte una vieja amistad –se conocen desde principios de los 90– sino también la constructora Desarrollo y Construcción SA. Benvenuto, además, es uno de los propietarios de Adconsa, una próspera empresa que brinda servicios informáticos y con el correr del tiempo fue incrementando su extensa cartera de clientes. Entre ellos figuran varias dependencias nacionales y provinciales como el Ministerio Público Fiscal, la Administración de Parques Nacionales, la división Microempresas de Grupo Provincia, los gobiernos de Jujuy y Tierra del Fuego y la Administración Nacional de Aviación Civil. En Legal y Técnica, Adconsa también fue contratada de la mano del propio Liuzzi, y entre otras tareas se encarga de digitalizar el Boletín Oficial.

Hoy los negocios de Benvenuto están en la mira de la Justicia, pero le han dado buenos resultados. El empresario está relacionado con  la sociedad Ciclon Corp., inscripta en Florida, Estados Unidos, el 30 de septiembre de 2011 y disuelta en mayo de 2013. Desde hace años, Ciclon Corp. es propietaria de un amplio departamento frente al mar en la lujosa South Beach, en Miami. El inmueble está ubicado en el complejo Continuum, que posee seguridad, servicio de valet parking las 24 horas, llaves electrónicas, piscina, spa, solarium y servicio de playa, entre otras amenities, a escasos metros del mar. En el edificio han invertido otros argentinos, entre los que se destaca el empresario de medios Daniel Hadad.  

Los departamentos que están a la venta oscilan entre un millón y 25 millones de dólares. PERFIL pudo probar que la sociedad Ciclon Corp. fue disuelta en Florida tras el escándalo que puso a Liuzzi en la mira, y mudada a Delaware. En los Estados Unidos, se registró la venta de la unidad de Benvenuto en US$ 1.730.000.

Benvenuto siempre fue un hombre cercano al poder. Durante el duhaldismo fue la mano derecha del histórico dirigente Hugo Toledo. Hoy, como dueño o integrante de varias firmas, también representa el nexo entre Aníbal Fernández y Zannini. A través de Glorieta SA. es socio de Fernando Torretta, que a su vez comparte negocios con el hijo del jefe de Gabinete y precandidato a gobernador de la Provincia. Ante la consulta de PERFIL, desde su entorno indicaron que también se dedica a la compra de bonos en el exterior.

A Benvenuto le allanaron su casa del country Los Lagartos, en la localidad bonaerense de Pilar. Allí conoció a Liuzzi jugando al golf a principios de los 90 y comenzó a forjar una relación de negocios que, con Zannini vicepresidente, podrían tener una continuidad asegurada.

 

A indagatoria por coimas

El subcomisario Fabio Ascona, acusado de haber pedido supuestas coimas en nombre del juez Norberto Oyarbide, será indagado el 5 de agosto. El magistrado Luis Rodríguez citó al subcomisario de la Policía Federal en la causa en la que investiga qué sucedió durante el allanamiento del 19 de diciembre de 2013 en la financiera Propyme, de Guillermo Greppi. El financista es amigo del funcionario Carlos Liuzzi, número dos de Carlos Zannini en la Secretaría Legal y Técnica. Liuzzi también era investigado en esta causa junto con Oyarbide, pero el juez Rodríguez los sobreseyó a ambos. El funcionario había llamado durante el allanamiento al juez para advertirle que estaban allanando la financiera de su amigo por supuesto lavado de dinero y que Ascona y otro subcomisario, Angel Castro, estaban pidiendo una coima de US$ 300 mil o $ 2,5 millones en nombre de Oyarbide para parar el allanamiento. Ascona, quien fue puesto a disponibilidad luego del incidente, era el subcomisario de confianza de Oyarbide en casi todos sus operativos en financieras.



Patricio Navarra