POLITICA #CABEZASPRESENTE

El recuerdo de Héctor D'Amico sobre el "peor ataque a la prensa argentina"

Para el exdirector de la revista Noticias, "el ataque buscaba domesticar a la gente respecto de los poderosos".

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

"La gente lo recuerda, el hecho de que dos periodistas estemos hablando de él es que algo cambió", explicó a Perfil.com el actual director de Comunicaciones Corporativas del diario La Nación, Héctor D'Amico, quien fuera director de revista Noticias durante el año del "peor ataque a la prensa argentina".

Este lunes se conmemora el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas, quien fue secuestrado, torturado y posteriormente asesinado en la ciudad de General Madariaga. Tenía 36 años. Era el año 1997. El fotoperiodista cubría la temporada veraniega en la ciudad de Pinamar para Noticias. Durante esos días, encontró la oportunidad de fotografiar al empresario Alfredo Yabrán, quien posteriormente se suicidó en el marco de la investigación judicial que provocó el crimen.

Horas después del brutal asesinato de Cabezas, D'Amico habló con la prensa y describió el hecho como "una advertencia" y lanzó: "Es claro que alguien acaba de mandar un terrible mensaje". A 19 años de aquellas trágicas horas, D'Amico comentó a este medio: "Después de todo lo que pasó, el comentario aquél de 1997 se sostiene en el tiempo".

"Pocos hechos impactaron tanto en la actividad nuestra como en la sociedad. Fue algo único, asombroso, la reacción que hubo. Y hubo una gran comprensión de lo que sucedió. Recuerdo una impresionante marcha frente al antiguo edificio de Perfil. Hubo miles y miles de personas. Había ministros, políticos, presidentes de organismos de derechos humanos, fue algo absolutamente irrepetible. Lo que no hay dudas es que fue un mensaje brutal", comentó.

El Foro de Periodismo Argentino, FOPEA, difundió un artículo en el que señaló el crimen como "el peor atentado a la libertad de expresión desde el retorno de la democracia argentina". D'Amico concuerda con esa afirmación.

"Coincido en que fue el mayor ataque que ha tenido la prensa, más allá de otros casos graves en la historia argentina, pero el detalle importante acá es que sensibilizó mucho. Recuerdo escenas que tal vez se hayan olvidado como lo que le pasó a Yabrán tras retirarse de una reunión con el entonces jefe de Gabinete menemista Jorge Rodríguez en junio de 1997. Decenas de personas lo corrieron, insultaron y hasta le rompieron la luneta del vidrio. Podría haber terminado en algo tremendo", manifestó.

Y agregó: "Fue un proceso largo. Era un caso que iba creciendo día a día. Estalló en medio de la campaña política entre Duhalde y Menem. Y, sobre todo, apareció gente con gran valentía para contar cosas que se terminó acercando a la redacción de la revista. Un comisario, cuyo nombre nos reservamos, vino a verme y fue el primero que nos alertó que nos iban a engañar con la autopsia de Cabezas. Nos trajo documentos de la autopsia y nos dijo que buena parte de los que firmaron la autopsia no estaban en el lugar. Se descubrió que la forma en que quemaron y dispararon no es como relataron al principio".

"A raíz de esto, se generó una segunda autopsia. Hubo mucho enojo. Otro aporte fue el de un reconocido abogado penalista quien nos informó lo siguiente. Lo que trajo fue tapa. Nos dijo que una mujer, en medio de un divorcio con su marido sindicalista, encontró en un jarrón una tarjeta que decía '¡Muy feliz cumple. Si no te sirve de adorno es para que se lo rompas en la cabeza a algún fotógrafo indiscreto!'. Era un mensaje de Yabrán. La tarjeta finalmente cumplió su cometido", recordó.

Un caso paradigmático. "Hasta la prensa internacional estuvo siguiendo el caso. Fue un gran alerta de lo que le puede a la prensa y el efecto negativo en consecuencia para la sociedad. Es un caso paradigmático. A quedado el nombre de Cabezas como el mayor brutal ataque a la prensa y del poder al tratar de dominar a la sociedad. Recordemos la famosa frase de Yabrán: 'El poder es impunidad'. Hubo no sólo un acompañamiento de la sociedad, sino de todos los medios de comunicación".

La SIDE en la puerta de Noticias. "Se produjeron situaciones increíbles. Tuvimos meses y meses los patrulleros de la Policía Federal en la puerta. Pero en el piso de Noticias, teníamos a la gente de la SIDE custodiándonos. Tuvimos que ir a ver al jefe del servicio y explicarle que nos parecía inapropiado". D'Amico concluyó: "No fue un ataque solamente a Cabezas, sino que fue una manera de domesticar a la socieded respecto de los poderosos".

El caso, hoy. Tres años después del crimen de Cabezas, la Justicia Federal condenó en un juicio oral a prisión perpetua a los platenses Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana, conocido como integrantes de la banda "Los Horneros", y aplicó otras condenas al custodio que comendaba la seguridad de Yabrán, Gregorio Ríos, y los policías bonaerenses Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo. Retana murió en prisión afectado por sida y los demás lograron recuperar su libertad por cuestiones procesales.



Emiliano G. Arnáez