POLITICA EL CIRCULO INTIMO DE LOS PROTAGONISTAS DE LA ELECCION

El refugio de los candidatos en las horas decisivas

Durante la veda, Bullrich, Massa y Randazzo difundieron una foto con su familia o sus amigos. Cristina, en cambio, continuó hasta el final con su campaña de bajo perfil y pocas apariciones.

Esteban Bullrich
El apoyo de las dos María Eugenias
El círculo íntimo de los candidatos de Cambiemos estuvo directamente relacionado con los hombres que acompañan a la gobernadora, María Eugenia Vidal. Se trata de los cuatro funcionarios que se reúnen con la mandataria todos los lunes para definir la agenda y que en estas elecciones fueron animadores de la estrategia política y comunicacional. En esa mesa se sientan el jefe de Gabinete bonaerense, y mano derecha de Vidal, Federico Salvai, el secretario general, Fabián Perechodnik, y los secretarios de Medios, Mariano Mohadeb, y el de Comunicación, Federico Suárez. El grupo, junto al equipo de Jaime Duran Barba (que incluye al psicólogo Roberto Zapata, al encuestador Ghandi Tinajero y a su mano derecha, Santiago Nieto), fueron quienes trabajaron con los candidatos. En particular con el G5, el pool de candidatos, que anima la gobernadora y que encabezan las listas de senadores y diputados.
Por su parte, Esteban Bullrich se refugió también en su mujer, María Eugenia Sequeiros (quien lo acompañó a todos los programas de TV en los últimos días). “¡Qué bueno que le hiciste el aguante todo el día!”, le dijo Vidal a su homónima el jueves pasado, tras el raid de cierre de campaña. Gladys González contó con los consejos de su marido, y titular de la Cámara de Diputados de la Provincia, Manuel Mosca, un histórico dirigente vidalista, a quien conoce desde su Bolívar natal.

Cristina Kirchner
Rodeada de Máximo y La Cámpora
Cristina Kirchner no modificó demasiado su círculo íntimo desde que dejó la Presidencia. Se sigue apoyando y mucho en el consejo de su hijo, el diputado Máximo Kirchner. Otros referentes de La Cámpora también son escuchados por ella con cierta frecuencia. Es el caso del ex ministro de Economía, Axel Kicillof, que está entre sus analistas preferidos. Para esta campaña, volvió a tener un contacto asiduo con el publicista Enrique “Pepe” Albistur y pasó a ocupar un lugar preferencial otro publicista, Jorge “Topo” Devoto.
Fernando Espinoza, el jefe del PJ bonaerense y ex intendente de La Matanza, es hombre de consulta también. Otros jefes comunales reciben, de vez en cuando, un llamado de Cristina o son invitados a reunirse con ella en el Instituto Patria.
Carlos Zannini, su ex secretario Legal y Técnico, estuvo monitoreando para ella el cierre de listas en junio, cuando Cristina firmó su candidatura al Senado. Pero algunos dicen que la relación entre ellos no es igual a la que tenían antes.
Cristina no cambió sus formas: son pocos los que tienen llegada a ella y menos los que conocen al detalle sus pensamientos y sus próximos movimientos. Lo que sí es novedoso es que haya aceptado un cambio en su manera de comunicarse al menos para esta campaña, en la que casi no apareció en público ni tampoco lo necesitó.

Florencio Randazzo
Una mujer que escucha y Alberto F
“Hicimos lo que teníamos que hacer. Competimos, no aceptamos los condicionamientos de Cristina y estoy satisfecho con la campaña que encaramos”, repite Florencio Randazzo a su círculo más íntimo sobre su presentación como candidato a senador. En estas personas se recluyó los últimos días de campaña, sobre todo, en los días de veda electoral. Su mujer, Verónica Pantanili se mantiene al margen de las decisiones políticas que toma su marido, pero suele escuchar con atención al candidato a senador cuando habla de política.
Entre sus confidentes políticos está Aníbal Pittelli, ex intendente de Chivilcoy. Su amistad nació en este distrito y, en 2014, después de ganar la intendencia en 2011, renunció al cargo para acompañar a Randazzo en el Ministerio del Interior. De la época de ministro conserva también una fuerte amistad con Eduardo “Lalo” Di Rocco, quien se convirtió en el apoderado del Frente Justicialista y es en quien confía las cuestiones legales.
Aunque fue uno de los últimos en sumarse, Alberto Fernández también es parte de la mesa chica. Ambos compartieron años de gestión durante el primer mandato de Cristina, cuando Florencio era ministro y Fernandez jefe de Gabinete. También el intendente Gabriel Katopodis se ganó la confianza de Randazzo y su vocero, Juan Belén, que formó parte del equipo de amigos que ayer jugaron al básquet.

Sergio Massa
Siempre cerca de Malena y el ‘Chipi’
En medio de la veda y a horas de la elección, el candidato a senador del Frente 1País se distrajo con la dupla de Lionel Messi y Mauro Icardi, convocados para las eliminatorias. De esto habló con uno de sus amigos de la infancia, Alejandro “Chipi” Decuzzi. Con “Chipi” comparte desde hace años las vacaciones de Pinamar, por lo que el descanso del verano también estuvo presente en las conversaciones de estos días, además del ascenso de Chacarita, club del que es fanático el amigo de Massa.
El fútbol y la política lo comparte con otro compañero del colegio Agustiniano de San Martín y persona de máxima confianza, Ezequiel Melaraña, quien no sólo lo acompaña en el día a día de la campaña electoral, también es el presidente del club Tigre.
A pesar de la intensidad de la campaña, Ma-lena Galmarini asegura que en estos momentos, logran mantenerse tan unidos como siempre. Aunque en la política mande Massa, su mujer logra ganar varias batallas cuando se trata de la estrategia electoral. Ayer, antes de ir a la cancha a jugar al fútbol (cábala que comparte en cada elección)con un mate de por medio, repasó con su mujer los últimos números de las encuestas.
Su hija Milagros, mientras tanto, cocinó una torta para que el candidato a senador comparta antes del partido con sus ex compañeros de colegio.