POLITICA PROYECTO LABORAL

El retraso de la reforma impacta en la caja sindical

Con la postergación del debate en el Congreso, se frena la creación de una agencia gubernamental para disminuir amparos y juicios contra las obras sociales. Calculan que serían unos mil millones de pesos anuales.

Recinto. El oficialismo confirmó que la reforma laboral no se tratará en sesiones extraordinarias.
Recinto. El oficialismo confirmó que la reforma laboral no se tratará en sesiones extraordinarias. Foto:Cedoc Perfil
El paquete de reforma laboral preveía la creación de una agencia para detener los amparos y juicios contra las prestadoras gestionadas por sindicatos. Con la postergación del tratamiento legislativo que reclamaba el Ejecutivo, también se retrasará la implementación de una medida que es considerada urgente entre las obras sociales sindicales.
Según un informe de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), que dirige Sandro Taricco, se han acumulado unos 3.668 amparos por reclamos prestacionales. Son decisiones de la Justicia ante reclamos de afiliados que exigen un tratamiento o medicamento no previsto por la cobertura. El objetivo de la agencia a crear es que ofrezca un parámetro claro a los jueces y evite que siga creciendo el número de amparos.

En muchos casos, se trata de medidas que implican costos millonarios para las obras sociales sindicales y privadas. Van desde tratamientos experimentales a actividades de asistencia a discapacitados, como la equinoterapia. Un gremio fue conminado, incluso, a comprar una casa para un afiliado que sufrió un accidente.
PERFIL consultó a diversos dirigentes gremiales preocupados por la cuestión, quienes aseguraron que en algunos casos estos amparos elevan entre un 10% y un 15% los costos totales que asumen por servicios de salud especiales. El costo anual total de estos tratamientos se elevaría así hasta cerca de mil millones de pesos, basado en el número total de reintegros que informa la Superintendencia de Servicios de Salud, que en 2017 alcanzó los 8.628 millones de pesos.

Sin una resolución para el tema de los amparos, los costos mensuales para el sistema –que integra a más de 20 millones de familiares y afiliados– se elevan a decenas de millones de pesos. En el Gobierno advierten que la reforma laboral es un paquete cerrado. En consecuencia, la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet) no llegará hasta que el Congreso trate todos los cambios propuestos por el oficialismo.

Zanahoria. Un funcionario clave en la relación con los sindicatos reconoció ante la consulta de PERFIL que la agencia es una “zanahoria” para acercar apoyos al ambicioso programa presentado (y consensuado con la CGT antes del quiebre que marcó la reforma previsional). El Gobierno confirmó esta semana que no será parte de la agenda de las sesiones extraordinarias de febrero, y el ambiente de confrontación entre el mundo gremial y el oficialismo no es un signo auspicioso. En 2016 se relevaron 2.146 amparos, y hoy superan los 3.600. “Crecen día a día”, confirmó una fuente al tanto de la situación.
A pesar de la tensión que existe hoy entre el Ejecutivo y los líderes gremiales, todos coinciden en que no existe hoy un reparto discrecional de los fondos que colecta la SSS y reparte entre las obras sociales. Sin embargo, la situación sigue siendo complicada y los amparos son una espina complicada.


Temas: