POLITICA ROMPIENDO LAS CADENAS

El sciolismo quiere nueva coparticipación

PERFIL COMPLETO

El Gobierno bonaerense reafirmó ayer el reclamo por una nueva Ley de Coparticipación, un asunto que generó fuertes roces con la Casa Rosada en el verano. Daniel Scioli había enviado una carta al diputado Julián Domínguez en la que le pedía modificar la normativa. Y salieron a atacarlo con todo: hasta lo tildaron de cobarde.
Ayer, el ministro de Trabajo de Scioli, Oscar Cuartango, advirtió que la Provincia sigue “levantando la bandera” del reclamo por la coparticipación. Buenos Aires perdió ocho puntos en los recursos que distribuye la Nación por una ley aprobada durante la gestión de Alejandro Armendariz. “De ninguna manera hemos resignado ese reclamo”, afirmó Cuartango.
“Hubo épocas de bonanza y hay épocas de crisis, y los dirigentes empresariales, sindicales y políticos deben acompañar y obrar en función de esas épocas”, indicó, en relación con el conflicto docente, que mantiene sin clases a los 4,5 millones de alumnos bonaerenses.
Cuando se le señaló que la crisis ya existía en los dos años anteriores, pero el Gobierno bonaerense, sin embargo, siempre había recibido ayuda de la Nación, Cuartango replicó que “era una situación distinta y otra forma de encararla”.
Otro de los puntos que quiere discutir el sciolismo es el congelamiento del Fondo de Reparación Histórica del Conurbano, que nació en la década de los 90 para compensar la falta de coparticipación, pero que hoy sigue fijo en 650 millones de pesos anuales, con una inflación que se lo devora.
Cuartango reconoció que era casi imposible sacar una nueva Ley de Coparticipación y advirtió que, entonces, la salida más probable era pedirle a la Nación que aumente la masa de dinero del Fondo del Conurbano. Mientras esto sucede, el gobernador Daniel Scioli no ha podido solucionar el conflicto con los estatales, aunque logró pactar con un sector, el de UPCN, un gremio para nada menor. En el conflicto docente, el gobernador apuesta al desgaste: sabe que si los maestros siguen de paro, se pondrán en contra a la opinión pública.



M.C.