POLITICA INVESTIGACION DE PERFIL.COM

El secretario de Zannini abrió otro negocio en Puerto Madero

Luego que Oyarbide cerrara la causa por su millonario patrimonio y negocios, Carlos Liuzzi lanza un centro de belleza VIP. Fotos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Perfil.com.

Mientras celebra que el juez federal Oyarbide cerrara, sin dar explicaciones, la causa por enriquecimiento ilícito que pesaba en su contra, el subsecretario de Legal y Técnica, Carlos Emilio Liuzzi, se prepara para el lanzamiento de un nueva empresa para múltiples tratamientos de estética y belleza que funcionará en el exclusivo complejo Zencity de Puerto Madero, a punto de estrenarse.

Liuzzi, mano derecha del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, fue imputado por enriquecimiento ilícito e incompatibilidad de funciones a raíz de una investigación de Perfil.com. Este año, hacia fines de enero, creó la empresa Sybella SRL, que funcionará en locales 25 y 26 de Zencity -cotizados en 1,8 millones de dólares- y que alquilará por 9.000 dólares al mes, según precisaron brokers inmobiliarios a este portal.

Según publicó el 31 de enero el Boletín Oficial que controla él mismo, el funcionario y Thaiss Hidalgo -su asesora y esposa- inscribieron la sociedad para "explotar centros de tratamientos corporales, estéticos (...) tratamientos integrales con aparatología (...) tratamientos de belleza, estética facial y corporal en general, nutricionales, kinesiología, gimnasia, depilación, masajes de relax, antiestrés y estéticos en general, cosmética (...) reductores para la celulitis (...) Gimnasia Estética, Aeróbica; Reiki y dietética y nutrición", entre otras prestaciones.

El centro de Liuzzi y su joven esposa se situará en la calle Rosario Vera Peñaloza al 500 -a sólo 300 metros de la lujosa torre Mulieres, adonde vive la pareja- y también se dedicará a "la compra, venta, importación, exportación, distribución, representación de materias primas, elementos, aparatos y mercaderías, nacionales e importados". La administración del centro estará a cargo de la propia Hidalgo.

Aquí no pasó nada. Durante el verano, Oyarbide archivó el expediente 9862/12 y se amparó en el artículo 204 del Código Procesal Penal para negarle al abogado denunciante Ricardo Monner Sans el acceso a los fundamentos de su decisión. El letrado denunció al hombre de máxima confianza de Zannini luego que este portal revelara su exponencial crecimiento patrimonial en la era K y los negocios incompatibles que montó en Casa Rosada con el manejo de la "caja" del Boletín Oficial.

Perfil.com reveló cómo el ignoto funcionario multiplicó 38 veces su patrimonio desde el día que asumió Néstor Kirchner ($189.339, en 2003) hasta 2012 ($ 7.226.160), según las declaraciones juradas que presentó a la Oficina Anticorrupción (OA). Su fortuna creció por la compra de propiedades en Puerto Madero y de decenas de hectáreas en Gualtallary, Tupungato, el área vinitícola más cara de Mendoza. De hecho, la OA le llamó la atención a Liuzzi más de una vez por inconsistencias en sus presentaciones.

Asimismo, dos contrataciones oficiales realizadas por él estuvieron en la mira judicial. En el primero, el funcionario K contrató para todas las gestiones informáticas de Legal y Técnica a la consultora Adconsa IT, cuyo director -Gustavo Benvenuto- es socio de Liuzzi en la única empresa que declaró hasta ahora ante la OA y cuyo domicilio legal (Sarmiento 776, 7º A) es el mismo que el de la firma inmobiliaria que manejan juntos.

En el segundo caso, Liuzzi derivó al estudio jurídico Lovelle & Asociados los juicios contra organismos públicos que el Estado realiza por demoras en los pagos por avisos en el Boletín Oficial. En su web, Lovelle menciona como clientes a ese organismo y a la DGA, ambos bajo el control de Liuzzi. Para Oyarbide, estas coincidencias no constituían ningún delito a investigar.

Además de ser el subsecretario Legal y Técnico, Liuzzi cobra otro sueldo como presidente desde 2003 de la Comisión Fiscalizadora de la AFIP y por decreto presidencial administra el "SAF", la "caja" del Boletín Oficial y la DGA de la Casa Rosada.

 

(*) De la redacción de Perfil.com.



Diego Gueler (*)