POLITICA LA SITUACION DE BOUDOU

El vicepresidente reapareció en un acto pero se agrava su frente judicial

Se tensó la relación con sus abogados. Enfrentaría un nuevo procesamiento en la causa donde se investiga un auto con papeles falsificados. Y está acotado al protocolo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Pablo Cuarterolo

El vicepresidente Amado Boudou reapareció ayer para recibir al presidente de China, Xi Jinping, en el Congreso. El miércoles debe declarar como imputado ante el juez federal Claudio Bonadio y se encamina hacia un segundo procesamiento, como adelantó ayer PERFIL.

El funcionario no participaba de un acto del Estado desde el sábado anterior. Ese día, no había estado presente en el acto oficial entre la Presidenta y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Pero asistió a la cena en homenaje al mandatario. En una especie de estrategia de ocultamiento disimulado, después del acto por el 9 de Julio, que generó malestar en el Gabinete, el Gobierno optó por esconder a Boudou de los actos centrales, pero lo muestra en encuentros secundarios, como la cena con Putin o el acto del Congreso con Xi Jinping.

Ayer, el vice le regaló al presidente chino una camiseta de la Selección argentina con el número diez en la espalda y su nombre, la que habitualmente usa Lionel Messi y que históricamente vistió Diego Maradona. “Las relaciones comerciales seguirán creciendo por el bien de nuestros pueblos”, dijo Boudou en la apertura del encuentro.

En el Congreso, el mandatario chino fue recibido también por legisladores y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. “Ustedes son políticos con gran influencia en Argentina. El año pasado, el vicepresidente Boudou y Julián Domínguez emprendieron sendas visitas a China, profundizando el conocimiento mutuo y fortaleciendo el intercambio legislativo de ambos países. Quiero manifestar mi aprecio a su trabajo”, afirmó Xi Jinping.

Frente judicial. El vicepresidente, procesado por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles en el caso Ciccone, está cerca de quedar nuevamente complicado en una causa por la inscripción de un auto con documentación falsa. Ese es el expediente que instruye el juez Bonadio, quien ya redacta el escrito del procesamiento del vice. En esta causa Boudou es defendido por el abogado Jacobo Grossman, socio del ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni. En la causa Ciccone y en el expediente por presunto enriquecimiento ilícito, Boudou es defendido por Diego Pirota, del estudio de Darío Richarte.

La situación cada vez más crítica de Boudou ante el avance de la Justicia tensa también las relaciones entre el entorno del vice y sus abogados. Esta semana, algunos medios dejaron trascender que Grossman se sumaría a la defensa en el caso Ciccone. El estudio Richarte negó esa versión. En los tribunales ya es vox pópuli el enfrentamiento entre el entorno político de Boudou y su defensa en el caso Ciccone, que cada vez se muestra más cerca de tirar la toalla.

Las estrategias son también encontradas. Boudou muchas veces desoyó a sus abogados en Ciccone, confiaron fuentes judiciales.

El miércoles, el vice será indagado por haber inscripto un auto usado con documentación apócrifa en 2003. La sospecha de la Justicia es que, si bien los trámites se realizaron mediante un gestor, el funcionario estaría involucrado porque se habría visto beneficiado



Emilia Delfino