POLITICA DECLARA EL MIÉRCOLES EN LOS TRIBUNALES

El vicepresidente se enfrenta a un nuevo procesamiento y se complica aún más

El juez Bonadío prepara el escrito con las pruebas contra Boudou. Es por inscribir un auto con documentación falsa. El vice culpa al gestor.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El vicepresidente se encaminaría hacia un segundo procesamiento en la Justicia federal. Amado Boudou debe presentarse ante el juez Claudio Bonadio el miércoles para declarar como imputado en una causa que se le inició en 2009 por inscribir un auto con documentación falsa. El funcionario cargaría así con otra derrota judicial y la situación deja a la Presidenta en una encrucijada política: qué hacer con un vice doblemente procesado.

Altas fuentes de la causa confirmaron a PERFIL que el texto del procesamiento ya está siendo escrito. Al magistrado sólo le resta escuchar nuevamente las explicaciones del vice, que los abogados de Boudou ya presentaron en el expediente y que no satisfacen a Bonadio. Pero el análisis de la supuesta prueba en su contra ya está escrito.

El vicepresidente está acusado de haber inscripto un auto usado con documentación apócrifa en 2003. La sospecha de la Justicia es que, si bien los trámites se realizaron mediante un gestor, el vicepresidente estaría involucrado porque se habría visto beneficiado por el trámite irregular. Boudou asegura que su ex pareja Agustina Seguín era quien usaba el auto y quien encargó el trámite al gestor. Boudou sostiene que supo de las irregularidades luego de ser denunciado.

La causa permanece abierta desde 2009. El juez suspendió un primer llamado a indagatoria en 2012. Durante más de dos años, la causa estuvo en pausa. Los vientos políticos cambiaron en los tribunales. El juez Bonadio es ahora cercano al dirigente opositor Sergio Massa y retomó la iniciativa días después de que el vice fuera citado a indagatoria por el juez Ariel Lijo en el caso Ciccone.

En la causa ya están procesados los gestores que intervinieron en el trámite, Andrés Soto y Rodolfo Basimiani, y María Graciela Taboada de Piñero, titular del Registro de la Propiedad Automotor donde se autorizó el trámite.  

Lo que compromete también al vice es que sus explicaciones resultaron contradictorias para el juez, quien esta semana le otorgó una tercera prórroga de la indagatoria y le advirtió que, de no presentarse el miércoles, pediría su desafuero y juicio político.

Si bien el auto está en manos del vice desde los 90, fue inscripto recién en 2003 a su nombre. El dueño anterior lo había anotado en el registro bonaerense, pero en 2003 los gestores lo registraron en Capital Federal. Para eso, en el formulario 04 por el que se pide el cambio de radicación, el gestor dio en nombre del funcionario un domicilio en la calle Berón de Astrada a 2708, a metros del Riachuelo. La dirección no existe. En otro formulario, se detectó que la firma de Boudou es falsa. También lo son la verificación policial requerida en el trámite y el sello del Registro Automotor.

Entre las explicaciones contradictorias del vice, está el origen del auto. Boudou declaró ante la Oficina Anticorrupción que el Honda Civic ingresó a su patrimonio el 1º de julio de 1992. Sin embargo, según reconstruyó Bonadio, el Honda ingresó al país en agosto de 1992, por lo que no podría haber estado en manos del vice un mes antes de esa fecha. El importador del auto pidió su nacionalización el 30 de octubre de 1992, y entre noviembre y diciembre de ese año lo vendió a un hombre de la localidad de Moreno. El comprador luego lo vendió en 1993. Boudou recibió el auto al menos a fines de 1993. Una de las hipótesis del juez es que mintió sobre la fecha para evitar dividir el valor del Honda como bien ganancial tras su divorcio, en 1998. En 1992, todavía era soltero.



Emilia Delfino