POLITICA LA CAUSA DEL AUTO

El vicepresidente sigue en México y mandó a hablar a su abogado

Tras su segundo procesamiento, Boudou consideró “llamativo” que Bonadio citara en su fallo la causa Ciccone.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

El vicepresidente Amado Boudou pasó en México sus primeras horas como el primer vicepresidente en ejercicio con dos procesamientos sobre su espalda. Mientras sus abogados preparan la apelación en la causa por la falsificación de los papeles de un auto, el vice viajó ayer a la capital azteca para participar de la primera reunión interparlamentaria entre miembros de ambos países, que comenzará mañana. A raíz de su delicada situación judicial, un grupo de diputados opositores se bajó de la comitiva para no mostrarse junto a Boudou.

Por ahora, no está previsto que vuelva a presidir una sesión en el Senado, luego de las críticas que recibió el miércoles pasado. Al menos hasta dentro de dos semanas, no habrá sesiones. Paralelamente ayer su abogado en la causa del auto, Martín Magram, advirtió que Boudou interpretó que el juez federal Claudio Bonadio ya tenía la “intención previa de procesarlo” y consideró “llamativo” que Bonadio citara en su fallo la causa Ciccone.  

Desde el Distrito Federal de México, el vicepresidente no quiso hablar de su segundo procesamiento, y eligió cargar contra los fondos buitre e indicó que el Gobierno no mantiene “una guerra” contra ellos, sino que ejecuta “un acto de soberanía para poder llevar (sus) propias decisiones y enfrentar (se) a los organismos internacionales de crédito y al capital financiero”.

La cumbre con los mexicanos se desarrollará mañana y pasado mañana, y se espera que Boudou pueda cruzarse con el presidente Enrique Peña Nieto. La dirigencia del PRI, a pesar de la situación judicial –política del vice, tomó como una muy buena señal su visita. Así mañana estará cara a cara con los diputados aztecas en uno de los edificios que tienen en el D.F., para luego participar de un almuerzo protocolar, con fotos incluidas.

Junto a Boudou están un grupo de diputados y senadores kirchneristas, entre ellos Rodolfo Urtubey (hermano del gobernador de Salta), Liliana Fellner (hermana del gobernador  de Jujuy), el santacruceño Pablo González y el diputado mendocino del Frente para la Victoria, Guillermo Carmona.

Los viajes protocolares del vice han sido una constante, en especial desde que la Justicia lo tiene en la mira por las múltiples causas abiertas que tiene. La semana pasada fue una de las más agitadas en su vida. El miércoles sufrió las críticas de la oposición sentado en su silla como titular del Senado. Ese mismo día, por la noche, viajó a Colombia en representación del país para la asunción de Juan Manuel Santos como presidente del país. El jueves fue a saludarlo personalmente en el acto en que Santos asumió formalmente su segundo mandato como jefe de Estado. Regresó aquí y, cuando parecía que el fin de semana podía ser más calmo, el viernes fue procesado.



Ezequiel Spillman