POLITICA PEDIDO A MACRI

El vocero de Donald Trump desmintió a Jorge Lanata

Desde el entorno del mandatario norteamericano y el propio Gobierno Nacional negaron la versión sobre un supuesto llamado, en el que el magnate le pidió permiso al presidente argentino para construir una torre.

El vocero de Donald Trump, Jason Miller.
El vocero de Donald Trump, Jason Miller. Foto:Cedoc

El gobierno argentino desmintió este lunes que el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, pidiera permiso al mandatario Mauricio Macri para construir una torre en Buenos Aires, cuando hablaron por teléfono la semana pasada.

"No. De ninguna manera", afirmó en referencia al tema. Y especificó: Sólo hablaron de mantener la relación entre ambos países y recordaron la relación personal que mantuvieron años atrás", dijo el cercano colaborador del presidente argentino.

Según contó el periodista Jorge Lanata en su programa de televisión Periodismo Para Todos, en esa primera conversación entre Trump y Macri, el magnate estadounidense "pidió que autorizaran un edificio que él está construyendo en Buenos Aires". "No fue solo una charla geo-política", lanzó el domingo.

Uno de los voceros del Jefe de Estado norteamericano, Jason Miller, también negó los rumores: "No es cierto", aseguró. 

El desarrollador inmobiliario YY Development Group, socios en sudamérica de la franquicia Trump, construye una de sus lujosas torres en el balneario de Punta del Este en Uruguay y planea un edificio de oficinas de 35 pisos en el centro de Buenos Aires, según indicaron en la empresa a AFP.

Una fuente reservada de la alcaldía de Buenos Aires dijo a la AFP que no tienen "ninguna noticia, ni nada que informar" respecto de la presunta iniciativa inmobiliaria.

Macri llamó a Trump la semana pasada para felicitarlo por su victoria electoral y le dijo que esperaba sostener "una relación constructiva".
"La charla se prolongó durante 15 minutos. Ambos recordaron su histórica relación personal y se comprometieron a trabajar en una agenda común para el crecimiento de los dos países", dijo un comunicado de la Presidencia en Buenos Aires.

Macri y Trump compartieron partidos de golf y amistad en los años 1980 cuando el argentino estuvo en Nueva York encomendado por su padre, líder de un imperio de negocios, para un emprendimiento inmobiliario. La obra no se realizó.

"Trump tiene afecto por Macri. Estuvo muy atento a su triunfo. En marzo me preguntó cómo estaba el gobierno y cómo le estaba yendo a Mauricio (así lo denomina). Siempre tuvo comentarios elogiosos sobre Macri", declaró el desarrollador inmobiliario argentino Felipe Yaryura, presidente de YY Development Group al diario Clarín el 12 de noviembre.