POLITICA


Eliminan las huellas kirchneristas del CCK y el Museo del Bicentenario

El Gobierno persigue convertir esos dos lugares en espacios neutrales. Qué se está haciendo. 


Foto:Cedoc

El Museo del Bicentenario y el Centro Cultural Kirchner son dos lugares donde el kirchnerismo dejó bien marcada su huella. Es por esa razón que el Gobierno que conduce Mauricio Macri persigue despolitizar ambas locaciones y reconvertirlos en espacios neutrales.

En el CCK, la sala Experiencia Néstor Kirchner fue desarmada esta semana. Se trataba de una de las muestras permanentes disponibles al público, y que coronaba el gran bastión que creó el Gobierno en nombre del ex Presidente. “Viví la experiencia Néstor Kirchner”, proponía uno de los slogans.

El titular del Sistema de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lomabrdi, minimizó el hecho que podría traer polémica al argumentar que el motivo de ese cambio "es una lógica rotación de contenidos que tienen que ser universales".

Según adelantó el diario La Nación, a partir del próximo octubre se realizarán muestras dedicadas a una serie de jefes de Estado constitucionales, que arrancará con Arturo Illia, luego Arturo Frondizi y Juan Domingo Perón. Mientras se preparan esas exhibiciones la sala se dedicará a Jorge Luis Borges por el trigésimo aniversario de su muerte que compartirá espacio en la segunda mitad del año con una exposición sobre los "200 años de Independencia".

El Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, otro de los emblemas kirchneristas, también sufrirá modificaciones. Se busca despolitizar la muestra permanente y exponer contenidos más históricos aunque no trascendieron cuáles serán los cambios para conseguir ese objetivo. El encargado de dirigir este proyecto es el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y está en manos del director del museo el profesor Juan José Ganduglia.

El Gobierno intuye que las alteraciones en el lugar podrían no ser del agrado de algunos sectores kirchneristas por lo que se guardan por el momento de adelantar detalles. "Las piezas partidarias no van a quedar en el museo", explicó brevemente un vocero oficial a La Nación.

Pese a que no se dieron detalles, las especulaciones giran en torno a que se eliminarán de las exposiciones todo aquello relacionado con el "homenaje y la autocelebración del peronismo y el kirchnerismo" así como se sustituirán elementos del relato K que tenían una mirada partidaria de la historia. 



Redacción de Perfil.com