POLITICA EMBAJADORA K

Embajadora K está atrincherada en París y se rehúsa a regresar

María del Carmen Squeff dice le quedan 45 días antes de regresar a la Argentina y los piensa cumplir a rajatabla. Fue intimada por Cancillería.

Foto:Embajada de la Republica Argentina

La vida es bella en la Ciudad Luz. Tanto que María del Carmen Squeff no quiere regresar. La embajadora en Francia, designada durante el gobierno de Cristina Kirchner, dice que legalmente le quedan 45 días en París y piensa hacerlos valer, a pesar de la intimación que le llegó desde Cancillería. Su sucesor, Jorge Faurie, aguarda en Buenos Aires

Los plazos son importantes porque en el medio está programado el viaje a la Argentina del presidente francés, Francois Hollande. Es la primera visita oficial de un mandatario del país galo desde que Jacques Chirac se entrevistara con Carlos Menem en 1997.

“Atento la necesidad de poder contar lo antes posible con los jefes de misión designados en funciones en sus respectivas sedes se solicita a los funcionarios involucrados que aceleren los trámites relativos a sus traslados respectivos a los fines de llevarlos a cabo a la brevedad”, escribió el vicecanciller a Squeff.

En diálogo con Radio Mitre, Marcos Peña dijo que va a analizar la situación con la canciller Susana Malcorra: “Faudrie es el nuevo embajador. Ojalá que pueda asumir sus funciones lo más rápido posible”.

Según informa el diario Clarín, empleados de la embajada argentina en Francia, que ya se presentaron ante el INADI y el tribunal de arbitraje laboral francés, reclaman una auditoría, dado que cuestionan decisiones de índole salarial tomadas por Squeff. Dicen haber sido discriminados por no adherir al kirchnerismo.

Una nota a la embajadora saliente, con copia a Malcorra, reclama una explicación por “los últimos aumentos salariales otorgados a los empleados locales de la embajada, que a nuestro juicio se realizaron en forma inequitativa generando una situación de discriminación sin causa aparente”. 



Redacción de Perfil.com