POLITICA PUERTA, PRESIDENTE POR 48 HORAS

“En 2002, Duhalde le ofreció a Macri ser su candidato”

El sucesor de De la Rúa en la Rosada cuenta que el actual presidente fue la opción antes de Néstor Kirchner, pero la rechazó porque “no tenía estructura”.

Mandatario. En 2001, sucedió a De la Rúa y le pasó la cinta a Rodríguez Saá.
Mandatario. En 2001, sucedió a De la Rúa y le pasó la cinta a Rodríguez Saá. Foto:Cedoc Perfil
Ramón Puerta guarda dos fotos sacadas en el despacho presidencial de la Rosada, con 14 años de diferencia. En ambas figura él junto a Mauricio Macri. En una el presidente es Puerta. En la otra, de fines del año pasado, es el turno de Macri. Durante las 48 horas de su mandato, tras la huida de Fernando de la Rúa en diciembre de 2001, Puerta recibió a su amigo y por entonces presidente de Boca. Unos 14 años después, sería el ex diputado, senador y gobernador de Misiones quien visitaría a Macri. Desde marzo pasado, Puerta es embajador en España. De paso por la Argentina, recuerda aquellas semanas turbulentas, incluido el día en que Macri casi se convierte en el candidato del duhaldismo en lugar de Néstor Kirchner.
—¿Por qué decidió restablecer el estado de sitio durante su presidencia?
—Lo levanté en algunas provincias y lo mantuve en otras, por pedido de los gobernadores. Muchos disturbios y muertes se habían dado en el interior.
—Su otra decisión importante fue hacer jugar el partido pendiente para que Racing saliera campeón.
—Conseguimos hacer jugar ese Racing contra Vélez, para dar una alegría al menos.
—¿Le hubiera gustado seguir como presidente?
—Hubiera sido un error. Como presidente provisional del Senado, podría haberme hecho elegir en asamblea, pero lo más transparente era designar un nuevo presidente.
—Según De la Rúa, el peronismo le hizo un golpe.
—Cumplimos 100% con la Constitución. Sólo el peronismo podía hacerse cargo de la crisis. La gente había perdido la confianza en la Alianza.
—¿Macri fue uno de los posibles sucesores de Duhalde?
—Sí, a mediados de 2002, Duhalde me pidió que me contactara con Mauricio. El aceptó y nos reunimos los tres en Olivos. Duhalde se lo propuso, pero él no quiso.
—¿Por qué lo rechazó?
—Porque no tenía estructura política. No era adecuado.
—¿Hizo bien en bajarse?
—Fue una decisión prudente y responsable. Mauricio era consciente de que no tenía armadura suficiente. En retrospectiva, hizo bien. Llegó a presidente por fuerza propia, y no en base a otro esquema de poder.
—¿Por qué Duhalde se fijó en Macri?
—Buscó desesperadamente. Antes tentó a Reutemann y a De la Sota. Macri era presidente de Boca, tenía gestión empresarial y voluntad política.
—¿Ve coincidencias entre Cambiemos y la Alianza?
—Son construcciones de poder distintas. Mauricio no se parece a De la Rúa: uno diseñó un partido desde sus ideas, y el otro llegó con un partido de cien años y la estructura del peronismo de izquierda que lo abandonó.
—¿Y con el menemismo?
—Tampoco. Pero toma las políticas que salieron bien de cada etapa, como el correcto esquema de inserción en el mundo de los 90.
—¿Por qué no llegan las inversiones esperadas?
—Están llegando. Hubo inversiones bancarias, de energía eólica y otras. Esto va mejor de lo que la gente cree. Menem asumió en julio de 1989 y las inversiones fuertes llegaron en el 91 y 92. Estamos en tiempo y forma.
—¿Le gustaría que más dirigentes peronistas se sumaran a Cambiemos?
—Pasa que el PJ no nació para ser pata de nadie.
—En las últimas elecciones fue candidato por el massismo. ¿Qué hará en 2017?
—Buscar el armado del peronismo. El PJ está obligado a que a este gobierno le vaya bien.
—¿Incluye al kirchnerismo en la interna del peronismo?
—El kirchnerismo no tiene nada que ver con el peronismo.


Temas: