POLITICA CUMBRE PRO SINDICAL

En busca de gobernabilidad, Macri se juntó en secreto con gremios oficialistas

Compartió un asado con Andrés Rodríguez de la UPCN y Gerardo Martínez de la Uocra, ambos de la CGT aliada al Gobierno. Hablaron de inflación y paritarias.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La escena se armó al mediodía en un quincho del gremio UPCN (empleados estatales, oficialista) en Palermo. Sentados en la mesa esperando a que esté listo el asado dos de los sindicalistas más poderosos de la CGT oficialista: Andrés Rodríguez (UPCN) y Gerardo Martínez (del gremio de la construcción, Uocra). Hasta allí una típica comida peronista. Del otro lado de la mesa la sorpresa: Mauricio Macri, más conversador que años atrás, dialogaba animadamente con ellos. La escena ocurrió en secreto hace dos semanas. El líder del PRO se reunió con los caciques gremiales con el objetivo de mejorar el diálogo, pero además en el marco de su anhelo de llegar a la Casa Rosada. “La Presidenta está dando respuestas, tuvimos un bache, pero ya estamos recuperando con las inversiones en Vaca Muerta, la economía va a mejorar”, le dijo Martínez al jefe comunal.

—“Pero Gerardo vos criticaste la inflación”, le respondió Macri.
—“Tenemos 400 mil puestos de trabajo, más del doble que hace 10 años”, le devolvió el secretario general de la Uocra. “Ningún otro gobierno nos garantizó esto”, remató.

Durante el asado ninguno de los dos sindicalistas dejó de ratificar su adhesión al kirchnerismo, pero a diferencia de otros tiempos, se mostraron abiertos a dialogar del futuro con el líder del PRO.

Macri les dijo que no buscaba cooptar ningún sindicalista, pero si llegaba a la Casa Rosada iban a poder mantener un vínculo fluido. También les reiteró su idea de subir el piso del Impuesto a las Ganancias. “No se habló de un armado político, fue un encuentro positivo en términos del diálogo”, contó a PERFIL uno de los animadores de la mesa sindical. “El objetivo no es sumarlos, de hecho estaban re  K, pero  se pudo hablar igual”, agregó la misma fuente.

La CGT oficialista no quiere boicotear a quien asuma en 2015, pero no permitirán que se intente modificar las leyes laborales, confiaron en la reunión. La preocupación, por lo bajo, es que el macrismo termine acordando con los empresarios y se compliquen, por ejemplo, las paritarias. La “mesa sindical” del PRO, además de contar con el subsecretario de Trabajo, Ezequiel Sabor, cuenta en ocasiones, con el asesoramiento de Fernando Niembro, el periodista deportivo que, además de íntimo amigo de Macri, es hijo de Paulino Niembro, un histórico dirigente de la UOM. Andrés Rodríguez y Sabor fueron los gestores del encuentro.

El sindicalista de UPCN no es un hombre ajeno al macrismo: en 2003, cuando el ex presidente de Boca se presentó por primera vez como candidato a jefe de Gobierno, el PJ Capital del que participaba le dio su apoyo. El cierre de aquel acuerdo fue en la sede UPCN junto a Juan Pablo Schiavi –ex secretario de Transporte hoy procesado y jefe de campaña PRO en ese entonces– y el sector del PJ de Miguel Angel Toma.



Ezequiel Spillman