POLITICA CONTRA LA “OBSECUENCIA”

En el acto de Massa le pegaron al sciolismo

PERFIL COMPLETO

Sergio Massa eligió como escenario para celebrar el Día de la Lealtad Peronista la isla Martín García, en la que fue detenido Juan Domingo Perón.
“Estamos en el lugar donde germinó el peronismo, un movimiento político que trascendió los límites de la Argentina y de una persona en el tiempo. En un momento donde quisieron silenciar voces y tapar lo que significaba el reclamo de la gente, apareció un liderazgo que interpretaba esa demanda colectiva y social. Los que hacen abuso del poder quieren silenciar la realidad escondiendo los liderazgos”, sostuvo el diputado y candidato presidencial del Frente Renovador.

Fue el intendente de San Miguel, y uno de los hombres de máxima confianza de Massa, Joaquín de la Torre, quien eligió este día para disparar contra el principal competidor a la presidencia, Daniel Scioli. “Creo que hoy es un buen día para recordar y repensar el verdadero sentido de la palabra lealtad. Ultimamente, se ha hecho abuso de ella, llamando lealtad a la obsecuencia. Y eso no es lealtad. Aquellos que creen que lealtad es sinónimo de felpudo se confunden: al felpudo lo pisotea cualquiera, los peronistas y los que no lo son”.

En tanto, el martes, Massa continuará con su acercamiento al radicalismo, cuando se traslade a Tucumán, en donde se fotografiará con el diputado nacional de la UCR y precandidato a gobernador, José Cano.

Al iniciar las conversaciones, el diputado radical se resistía a un acuerdo con el massismo por tener que compartir una boleta con caudillos como el intendente de Famaillá, Enrique Orellana.

Sin embargo, Cano ahora podría incluso ser parte de su fórmula a gobernador, en la que desde el Frente Renovador se entusiasman con poner al vicegobernador, cargo para el que también suenan el ex senador José Carbonel, el ex diputado nacional Gerónimo Vargas Aginasse y el actual intendente de la capital tucumana, Luis Amaya.



Nicolás Gandini