POLITICA LA ESTRATEGIA DE ECO

En el equipo de Lousteau creen que podrán capturar votos de Michetti

El economista anunció que Fernando Sánchez, del partido de Carrió, será su compañero de fórmula para competir en la Ciudad.

Foto:Cedoc Perfil
Martín Lousteau no dejó pasar tiempo y ya puso en marcha su campaña de cara a las elecciones generales del 5 de julio. Ratificó que su compañero de fórmula será el lilito Fernando Sánchez y sumó a la campaña a Graciela Ocaña, para quien tendría reservado un lugar en un eventual gabinete.
“La experiencia, vocación, capacidad y ética de Graciela Ocaña es imprescindible en cualquier Ejecutivo”, aseguró el candidato de ECO al ser consultado sobre el lugar que tendría la ex ministra de Salud en la campaña. “Siempre dijimos que íbamos a estar juntos después de las PASO, incluso ella había dicho que me iba a ofrecer ser su vicejefe. Por eso queremos ser coherentes y cumplir nuestros compromisos”, explicó.
En la mesa chica de ECO no quedó definido el rol que tendrá “la hormiguita” en un eventual gobierno de Lousteau, aunque quedó el compromiso de sumarla en este nuevo tramo de la campaña. La estrategia, de cualquier manera, es mostrarse juntos durante los dos meses que quedan hasta la elección, en la que el objetivo es consolidarse en el segundo lugar y buscar entrar a un ballottage contra el candidato del PRO, Horacio Rodríguez Larreta.
“Quiero cumplir el compromiso de apoyar a Martín y Fernando, y a todos los que forman este espacio, para que pueda llegar a gobernar. Vamos a caminar y recorrer, debatiendo con el PRO”, expresó Ocaña. En los hechos, en la Legislatura porteña ya se conformó el interbloque ECO, que nuclea lo que quedó de UNEN con Ocaña. En la actualidad son nueve legisladores, pero aspiran a que se amplíe a más de quince.
Además de ir a la caza de los votos que obtuvo Gabriela Michetti en las PASO, en el equipo de Lousteau saben que es necesario consolidar también los cuatro puntos que obtuvo Ocaña y le permitieron a ECO sumar más votos como espacio que el Frente para la Victoria. Por eso la necesidad también de tenerla presente en la campaña.
Sobre los votos de Michetti, existe el convencimiento de que un importante porcentaje terminará apoyando la candidatura de Lousteau. “Los votos no tienen dueños”, insisten el ex ministro de Economía y compañía con el objetivo de traccionar algunos de esos votos. No obstante, celebraron que Michetti no haya salido a dar un apoyo explícito a Rodríguez Larreta sino que se limitara a decir que ahora trabajará “para que Macri sea presidente”.
Los radicales, lilitos y socialistas evaluan que finalmente Rodríguez Larreta no podrá retener todos los votos de Michetti, por lo que descuentan que habrá ballottage. Y se ilusionan con pelear mano a mano en esa instancia. “Es el único que le puede ganar al PRO”, sostienen.
La conferencia de prensa, realizada el jueves, en la víspera del fin de semana largo, en un hotel palermitano, sirvió también para mantener el envión que produjo el resultado de las PASO. La fórmula con Sánchez, que Lousteau presentó como “un orgullo”, era algo ya anunciado. Pero en el equipo de la campaña ya evalúan que la campaña será larga por lo cual deberán dosificar los anuncios mediáticos.

Gabriel Ziblat