POLITICA A TRES SEMANAS DEL CIERRE DE LISTAS

En el kirchnerismo ahora no descartan que Cristina sea candidata a diputada

Creen que tendría más exposición en la Cámara baja que en el Senado. Aún apuestan a la unidad y dicen que salieron fortalecidos de la última reunión del peronismo.

Incertidumbre. La definición de Cristina Kirchner tiene en vilo a los dirigentes peronistas.
Incertidumbre. La definición de Cristina Kirchner tiene en vilo a los dirigentes peronistas. Foto:Marcelo Silvestro
La semana que viene será clave para descubrir cuál será la estrategia del peronismo bonaerense de cara a las elecciones legislativas. Porque se definirán, aunque no se presentarán aún, las alianzas que llevarán los candidatos de todos los partidos. En este contexto, el kirchnerismo sigue promoviendo la candidatura de Cristina Kirchner aunque ahora algunos de sus intendentes ponen en duda a qué cargo podría postularse. Hay quienes plantean que liderar la lista de diputados nacionales tendría más lógica para la ex presidenta que ocupar una banca en el Senado, cuya actividad tiene menos visibilidad para la opinión pública.

Sin embargo, después de la reunión que hubo esta semana entre partidarios de Florencio Randazzo y de CFK, el Frente para la Victoria percibió que salió más fortalecido. Expuso puertas adentro, y también en público, que la cantidad de jefes comunales que pidieron por la ex jefa de Estado fue superior, y por mucho, al consenso que generó –al menos en ese encuentro– una postulación del ex ministro del Interior y Transporte.

El espacio liderado por Cristina ve, a tres semanas del cierre de listas, que ella será candidata. Pero al mismo tiempo, pese a la contundencia de la postura de Randazzo, sostienen que tampoco habrá internas. Ese escenario se puede producir sólo de dos maneras: o bien a través de un acuerdo con el ex ministro del Interior, que promueve un recambio en el PJ, o a través de prohibirle a Randazzo que compita por adentro del peronismo.

Ese planteo lo hacen algunos kirchneristas sobre la base de que la presentación de los avales que hizo “el flaco” no es –aseguran– una garantía de competencia. “Los avales son recibidos por la Junta Electoral, y la Junta Electoral no está conformada todavía, porque no se presentaron las alianzas”, disparó en diálogo con PERFIL un operador partidario. En otras palabras: hay dirigentes considerando un artilugio legal para dejar afuera al ex ministro de la interna que Cristina pidió que no se produzca. Por eso, Randazzo ya está trabajando para garantizar reglas de juego claras en la interna (ver aparte). La ex presidenta ordenó a los intendentes que le responden a que hagan todo lo posible para que no haya batalla interna. El razonamiento que hace es que en una situación similar, la interna entre Aníbal Fernández y Julián Domínguez a la gobernación en 2015 produjo una batalla sangrienta que terminó muy mal para el peronismo. Atribuyen a esa pelea la pérdida de la provincia de Buenos Aires en manos de María Eugenia Vidal, y en consecuencia, el triunfo de Mauricio Macri en la elección presidencial.

Esa explicación usan también otros intendentes del Conurbano, donde Cristina Kirchner pisa más fuerte que Randazzo (no así en el interior), para crear incertidumbre sobre la eventual candidatura del ex ministro. “Cómo se va a presentar a pelear con Cristina si a la hora de la verdad se da cuenta de que sólo tiene tres intendentes contra más de treinta”, se preguntó, en diálogo con PERFIL, uno de los kirchneristas que frecuenta el Instituto Patria, la fundación política K. Claro que el ex ministro usa varios argumentos para refutarlo. Pero la verdad se sabrá en pocos días, porque los plazos legales terminarán por revelar el misterio.