POLITICA LA PELEA EN LA PROVINCIA

En elección dividida, Insaurralde encabeza la puja bonaerense

Llega casi a los 20 puntos de intención de voto. Ya se anotaron en la pelea 14 precandidatos para suceder a Scioli.

Foto:Cedoc

La pelea por la gobernación bonaerense es todavía un campo incierto, donde hay más de 14 precandidatos anotados en una grilla en la que sólo se destaca por pocos cuerpos Martín Insaurralde, que todavía no anunció si jugará en el Frente para la Victoria o si confirmará su salto al Frente Renovador de Sergio Massa. Todos los postulantes kirchneristas sumados, sin embargo, lograrían pasarlo. Y allí quien saca poca ventaja es el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

El escenario es tan complejo que, de los cinco nombres que encabezan las preferencias de la gente, hay dos que todavía no decidieron en qué sector político van a jugar (Insaurralde y Francisco de Narváez) y otros dos que todavía no confirmaron que vayan a ser candidatos (Berni y Margarita Stolbizer).

Según la encuesta exclusiva para PERFIL de González y Valladares Consultores, con tecnología iSurvey de MGMR, el intendente de Lomas de Zamora y flamante ex diputado encabeza el listado con el 19% de los votos. Es el único que por sí solo llega casi al 20%. El resto está abajo del 10%.

Sin embargo, la suma de todos los precandidatos kirchneristas (Berni, Patricio Mussi, Diego Bossio y Fernando Espinoza) alcanza el 20,5% de los 912 casos tomados como muestra. Pero eso no quiere decir que el candidato kirchnerista termine en el primer lugar, ya que si Insaurralde termina pegando el salto al massismo se le sumarían los votos de los precandidatos del Frente Renovador (Darío Giustozzi, Felipe Solá, Gustavo Posse, Jesús Cariglino y Mónica López), que juntos llegan al 13,1%. La incógnita también es cuántos votos sumaría o perdería Insaurralde a la hora de definirse.

En el caso del kirchnerismo, Berni logra posicionarse mejor que el resto, aunque todavía no confirmó si será candidato para suceder a Daniel Scioli en la Provincia, que representa el 40% del padrón del país. Los jóvenes Mussi (intendente de Berazategui) y Bossio (titular de la Anses) lo siguen de cerca, a la expectativa de terminar siendo los elegidos de Cristina para acompañar al ex motonauta en la boleta.
En el Frente Renovador la pelea es más pareja, aunque se desequilibraría si Insaurralde se sumara a la interna. Giustozzi figura primero, pero siempre dentro del margen de error, tanto de Solá como de Posse y Cariglino. Ellos insisten en que la figura de Massa terminará traccionándolos hacia arriba.

El otro actor que todavía busca cotizarse para ver dónde termina jugando es De Narváez. El diputado recibe el 7,7% de las preferencias. Ya está instalado públicamente, luego de figurar en el cuarto oscuro en todas las elecciones desde 2007. Y las últimas negociaciones lo dejaron más cerca del Frente Renovador.

Tanto en el PRO como en UNEN es donde surgen los mayores inconvenientes. Mauricio Macri hoy cuenta con María Eugenia Vidal (7,7%), que figura entre las primeras, pero quedaría relegada al sumarse los votos por espacios. Así, la expectativa estaría puesta en el arrastre que tendría el jefe de gobierno porteño.
En UNEN, Stolbizer sigue siendo la cara visible en el territorio. Pero la líder del GEN, que ya fue candidata a gobernadora en las últimas dos elecciones, repite que esta vez no se presentará. Habrá que ver si la convencen.



Gabriel Ziblat