POLITICA EL APOYO MILITANTE

En la casa de Cristina se agrupan turistas que esperan para saludarla

“Está el país acá”, dijo Cristina Kirchner cuando el miércoles salió a la puerta de su casa en El Calafate a saludar a los turistas que esperaron durante horas su salida.

besos y abrazos. Este miércoles, la ex presidenta salió a agradecer a los visitantes.
besos y abrazos. Este miércoles, la ex presidenta salió a agradecer a los visitantes. Foto:cedoc

“Está el país acá”, dijo Cristina Kirchner cuando el miércoles salió a la puerta de su casa en El Calafate a saludar a los turistas que esperaron durante horas su salida. La ex presidenta se saca fotos con los visitantes y hasta graba mensajes con saludos para las distintas localidades desde donde llegan a apoyar a la mandataria. Es la contracara del “tour korrupto” que organiza una agencia de viajes.

Los turistas que llegan al sur le agradecen por las distintas políticas implementadas durante su gestión y la alientan a “volver”. “Gracias, te extrañamos”, le dice una visitante. La ex mandataria escucha repetidas veces la frase “vamos a volver”, pero prefiere no dar ninguna pista sobre su posible candidatura este año.

Esta vivienda de dos pisos y 520 metros cuadrados que con Néstor Kirchner utilizaban para vacacionar se convirtió en su refugio, en el que pasa la mayoría de los días desde que dejó la presidencia en diciembre de 2015.

Algunos días de la semana, la dirigente viaja hasta Río Gallegos para mantener reuniones políticas. Al sur no sólo llegan turistas para saludarla, sino que también la visitan distintos dirigentes y sindicalistas, como el jefe de Smata (mecánicos), Ricardo PignanelliSergio Palazzo (La Bancaria) y Víctor Santa María (Suterh).

Al igual que a los turistas, Cristina tampoco les adelanta a los dirigentes qué hará este año en el que muchos se la imaginan compitiendo como candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires. Les repite que el peronismo debe estar unido pero que no es momento de definiciones, e inmediatamente habla de la situación económica.

A pesar de que espera ser su compañero en la boleta electoral, Daniel Scioli tampoco sabe nada sobre el futuro de la ex mandataria. El ex gobernador tuvo una conversación telefónica breve el día de su cumpleaños, pero sabe que no es momento de hablar de candidaturas. El dirigente esperará novedades cuando la mandataria regrese a Buenos Aires y se reúna con ella.