POLITICA UN MINISTERIO CALIENTE

En solo 53 días de gestión Bullrich quedó más debilitada que nunca

La ministra de Seguridad cometió pasos en falso en un área sensible para el gobierno. Reuniones con Macri y, por ahora, respaldo.

Foto:Cedoc

Guillermo Montenegro era número puesto para hacerse cargo del ministerio de Seguridad de la Nación a partir del 10 de diciembre. Sobre todo por su pasado como encargado de esa área en la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, el presidente Mauricio Macri eligió a Patricia Bullrich y mandó a Montenegro al ¿exilio? en Uruguay nombrándolo embajador. La apuesta fue arriesgada y hoy en el gobierno nacional son muchos los que dudan de la capacidad de la ministra, sobre todo por los pasos en falso que tuvo su equipo en los 53 días que lleva el PRO al frente del país.

El último hecho sucedió el viernes, cuando hombres de Gendarmería y Policía Federal reprimieron brutalmente a niños y adultos de una murga popular en la villa 1-11-14 del Bajo Flores con balas de goma. En el hecho también hubo un herido con perdigones de plomo.

A las pocas horas, Bullrich se fotografió con dos efectivos heridos en otro operativo, en el hospital Churruca. "Vamos a defender a todos los efectivos, no dejaremos que los ataquen con tanta impunidad", señaló en Twitter. Desde esa fuerza le comunicaron que no habían disparado, algo que quedó descartado cuando se vieron las imágenes que grabó con un celular uno de los testigos.

Luego, filtraron a los medios que se trató de un "enfrentamiento". Lo cierto es que hubo 11 heridos confirmados. La ministra aún no habló del hecho, aunque debió hacerlo el jefe de gabinete, Marcos Peña, quien dijo que estaban "al tanto de la información". El ministerio solo emitió un comunicado para contar: "Qué vamos a hacer con respecto al acontecimiento".

Reuniones. El presidente recibió ayer dos veces en la Casa Rosada a Bullrich, y a su número dos, Eugenio Burzaco, según informó La Nación. A pesar del respaldo, hubo un pedido de explicaciones y, según dijeron, habrá decisiones cuando se conozca de forma detallada qué sucedió esa noche.

Fugados. El descontrol de Gendarmería se sumó al anterior capítulo en el cual el propio Macri quedó a contramano. Se trató de la fuga de los hermanos Schilacci y Cristian Lanatta.

Una cadena de comunicaciones difusa entre las fuerzas de seguridad provincial y nacional trepó hasta la ministra de Seguridad, quien le comunicó al jefe de Estado que habían recapturado a los tres prófugos en Santa Fe. Se trataba de uno solo. Este portal se comunicó con la ministra, pero no recibió respuesta.

(*) De la redacción de Perfil.com. En Twitter, @rindart.



Ramón Indart (*)