POLITICA CONFLICTO DOCENTE

En un intento por frenar el paro, Vidal dicta la conciliación

La gobernadora no cede en su estrategia de negociación con los gremios. Si no acatan la medida, confirman que dará el aumento por decreto. Fuerte resistencia sindical.

Contracara. Vidal, el jueves, en un jardín de infantes de Monte Hermoso. Los sindicatos docentes, en conferencia de prensa.
Contracara. Vidal, el jueves, en un jardín de infantes de Monte Hermoso. Los sindicatos docentes, en conferencia de prensa. Foto:Prensa gobernacion

El gobierno bonaerense se anticipará al paro anunciado por los gremios docentes y dictará la conciliación obligatoria. Así lo afirmaron a PERFIL funcionarios allegados a María Eugenia Vidal. Agregaron que, en caso de que los maestros no acaten la resolución del Ministerio de Trabajo, procederán a otorgar el aumento por decreto, tal como anticipó este diario hace dos semanas.

En paralelo, el Ministerio de Educación de la Provincia convocará nuevamente al diálogo para medir la reacción de los sindicatos. En principio, el conflicto parece de difícil solución, dado que tanto el Gobierno como los docentes se mantienen firmes en posturas opuestas.

Vidal ofreció un incremento del 18%, pero para los docentes la propuesta es insuficiente, porque –sostienen– no cubre los puntos perdidos respecto de la inflación del año pasado. Pero hay otro problema que la gobernadora no puede resolver y es el reclamo de una paritaria nacional, exigida por los maestros como condición para levantar el paro.

La salida al conflicto no está a la vista. Los gremios le dijeron a PERFIL que si hay aumento por decreto, el paro se extenderá. La medida de fuerza afectará los primeros tres días de clases, porque la huelga será el 6 y 7 de marzo, pero a su vez habrá una adhesión a la convocatoria realizada para el paro de mujeres, el 8 de marzo, que se dará en distintos países del mundo.

“Es muy grave lo que está sucediendo porque la ausencia de una convocatoria para una paritaria nacional viola la ley”, explicó a este diario María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba, el sindicato más poderoso en la provincia de Buenos Aires.

En relación con la eventual reacción ante un aumento por decreto, Torre aseguró que los docentes ya vivieron esa situación. “Con (Daniel) Scioli hubo 17 días de paro. En el medio hubo un decreto y el conflicto siguió. El problema es que Vidal no conoce a los maestros, no sabe de su fortaleza y su compromiso”, precisó.

El Poder Ejecutivo persiste en su estrategia de enfrentar a los gremios con la opinión pública, apelando a la intencionalidad política y electoral en la protesta. Considera que buena parte de la sociedad tiene una mala imagen de los dirigentes sindicales y que eso jugará a favor de desgastar el paro. Sin embargo, los sindicatos en la provincia de Buenos Aires tienen mucha fuerza y prometen librar batalla.

En ese contexto, hay funcionarios que plantean en privado que guardan una medida extrema para debilitar a los sindicatos: la revisión de los estatutos gremiales. Para los docentes, eso es gravísimo y pondría al gobierno provincial “a la altura de un gobierno de facto”. “Eso nunca pasó. La suspensión de los estatutos es algo que sólo se dio en dictadura”, explicó un dirigente gremial en diálogo con PERFIL.

El tono de las declaraciones hace pensar que las dos partes se preparan para un conflicto largo.