POLITICA CONGRESO

Cristina: "Es una causa inventada con hechos que no existieron"

En conferencia de prensa, la expresidenta cuestionó la decisión judicial que la involucra y apuntó contra el Gobierno. Video y fotos.

CFK agradeció
CFK agradeció "a todos aquellos y aquellas que, sin formar parte de nuestro espacio político, se han solidarizado". Foto:Noticias Argentinas

Cristina Fernández de Kirchner brindó una conferencia de prensa en el Congreso en la tarde del jueves, en la que responsabilizó al gobierno nacional que encabeza Mauricio Macri por el fallo de Claudio Bonadio, que esta mañana la procesó (junto a varios de sus exfuncionarios) y pidió su desafuero por presunto encubrimiento del atentado de la AMIA.

"Quiero agradecer a todos aquellos y aquellas que sin formar parte de nuestro espacio político se han solidarizado. A los partidos de izquierda y a sus legisladoes. A los compañeros de nuestro partido, del peronismo", comenzó la expresidenta su alocución.

Hugo Yasky, Leopoldo Moreau, Julián Domínguez, Verónica Magario, Fernando Espinoza, Daniel Scioli, Martín Sabatella, Taiana, Andrés Larroque, Carlos Tomada, Aníbal Ibarra, Jorge Ferraresi, Diana Conti, Agustín Rossi y José Luis Gioja fueron algunos de los dirigentes que rodearon a la expresidenta mientras hablaba.

La senadora nacional argumentó que el memorándum firmado con Irán en 2013, punto clave de la denuncia por encubrimiento, "se trata de un acto de política exterior no judiciable, que además mereció el tratamiento y la aprobación del parlamento argentino". Luego afirmó que la denuncia se sustenta en "hechos que nunca se produjeron, que no tuvieron lugar, que no existieron".

CFK denunció: "Es una causa inventada con hechos que no existieron. Es un despropósito, un exceso. Violan el estado de derecho. Buscan provocar daño personal y político a los opositores. No tiene que ver con la democracia. No hay delito, no hay causa. Bonadio lo sabe. El gobierno lo sabe. El presidente Macri también lo sabe".

"Bonadio sostiene que los dos atentados terroristas son actos de guerra, no son atentados terroristas, porque es la única manera que encontró en su mundo jurídico para poder traer de los pelos la figura de traición a la patria, que solamente puede producirse con motivo de que nuestro país se encuentre en guerra. Entonces, asimila dos atentados terroristas, de la Embajada (de Israel) y de la AMIA, como actos de guerra", planteó.

Cristina luego apuntó contra el Gobierno, a pesar de que desde el oficialismo se despegaron de la decisión judicial: "Esto nos lleva a afirmar que siguen adelante en estas maniobras inéditas de persecusión de la oposición. Hostigamiento y humillación, que violan el estado de derecho y la democracia. Estas medidas degradan aún más a la justicia argentina. Y señalan a Macri como el verdadero responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición".

"El cronograma judicial y mediático -apoyado por los troll center del Gobierno, que pagamos todos- es planificado y obsceno. Esta madrugada, en Río Gallegos, cuando se produjo la detención de Zannini, a las 2.30 de la mañana, no solamente había cámaras de TV sino que se desató una actividad en las redes sobre esta cuestión. Esto se puede ver claramente. Si uno mira lo que fue la difusión de redes va a ver cómo se iban agrandando los temas de reforma laboral y el saqueo a los jubilados, tarifas, precios; y de repente todo el escenario mediático y de redes es copado por esta noticia. Este es el manejo de recursos del Estado en los medios y las redes para perseguir y disciplinar a la oposición", denunció.

La expresidenta volvió a cargar contra su sucesor: "Mauricio Macri es el director de la orquesta y Bonadio ejecuta la partitura judicial. Esto es una gran cortina de humo, que pretende cuatro acciones. Primero la de intimidar a la población. Asustar a la dirigencia política, social, sindical con el Poder Judicial. A la gente en la calle con la Gendarmeria, como hemos visto en los últimos tiempos lamentablemente. Asustar para disciplinar. En un momento en el cual se están debatiendo en el Congreso normas que van a impactar en el ahora y futuro de los trabajdores que serán jubilados. Tapar también el hecho de que se está fracasando en las políticas económicas del gobierno. Este diciembre viene con aumentos de luz y de gas. El precio de los supermercados, la reforma previsional, la inflación que los propios economistas que afirman que sera un record y va a marcar una importante inflexión en esto que estamos viviendo gran parte de los argentinos. Intimidar, asustar, tapar y provocar. Porque acá también hay una maniobra clara de provocación. Buscan una reacción política que tal vez pudiera ser utilizada para construir enemigos internos. Y también no quieren que nuestra voz este en el Senado", afirmó.

Cristina luego solicitó "a todos los compañeros y compañeras que integran el peronismo" y "a los que no fueran parte de él pero no quieran que la variable de ajuste sean los trabajadores", que se pronuncien contra las reformas que impulsa el oficialismo.

Ante las preguntas de la prensa, la legisladora adelantó que "posiblemente" recurran "a un tribunal internacional" para apelar el fallo. "Además de ser un disparate jurídico, estamos ante un hecho de política exterior", reiteró. Y volvió a defender el pacto con Irán: "Lo que realmente se acordó fue precisamente lograr que a quienes estaban acusados se les pudiera tomar declaración indagatoria". "Tiene 23 años la causa y está paralizada porque Irán no extraditaba. No había ningún detenido por la causa", argumentó sobre el expediente de la AMIA.

Consultada sobre supuestas órdenes secretas para levantar las alertas rojas contra los acusados iraníes, la líder de Unidad Ciudadana bromeó: "¿Qué sería una orden secreta? ¿Decírselo al oído? No hay órdenes secretas, no se conoce esta categoría. Ese tema es más para las series de Netflix".

El juez federal Claudio Bonadio dictó esta mañana el procesamiento con prisión preventiva, previo desafuero como senadora, de la expresidenta. El magistrado basó su pedido de detención en que considera que debido a sus contactos la ex jefa de Estado podría "entorpecer la causa".

Bonadio investiga un presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994, en el que murieron al menos 85 personas con cientos de heridos. La causa surge de una denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman en torno al memorándum de entendimiento firmado con Irán en 2013.