POLITICA ELECCIONES 2017

Cristina vapuleó al Gobierno de Macri y postergó el anuncio de su candidatura

En su discurso en la cancha de Arsenal de Sarandí, la expresidenta cuestionó las diversas medidas de la gestión de Cambiemos y afirmó que viene a sumarse “como una más” al espacio opositor, pero sin confirmar su postulación.

Acto de CFK en el estadio Arsenal
Acto de CFK en el estadio Arsenal Foto:DyN

Cristina Fernández de Kirchner pronunció su discurso en el lanzamiento del frente Unidad Ciudadana, sin anunciar su candidatuta en las próximas elecciones legislativas. La expresidenta planteó fuertes críticas al gobierno nacional de Mauricio Macri frente a miles de militantes kirchneristas en el estadio de Arsenal en Sarandí, en el partido bonaerense de Avellaneda.

"Quiero decirles que les había pedido que cada uno viniera con su bandera, porque de esta manera podemos vernos, podemos escucharnos, mirarnos a los ojos, que tanta falta nos hace a los argentinos, sentir lo que le está pasando al otro. Sé lo que están pasando. Y ustedes también lo saben, lo sufren en carne propia", planteó la dirigente al iniciar su alución.

CFK comentó que "hoy no hay ningún argentino que no conozca a alguien o tenga un amigo, un vecino, o él mismo que no haya tenido o tenga problemas con el trabajo". "Ha caído sobre nuestro país este fantasma del desempleo, de la baja salarial; ahora además precios por las nubes, tarifas de servicios impagables, y ayer nos desayunamos con la última: además de la deuda de casi 100 mil millones de dólares que se han contraído en este año y medio, nos quieren dar 100 años más de deuda. 100 años más de deudas", enumeró luego.

La expresidenta pareció abandonar la lógica de la polarización al pedirle a su audiencia: "No gastemos en insultos, pongamos las energías en movilizar. El insulto dejémoselo a ellos, nosotros organicemos a nuestros compatriotas". Acto seguido, planteó: "Creo que lo importante es canalizar esta fuerza, esta decisión ciudadana, el organizar a la sociedad. Por eso convoco, y los convoco, a la unidad ciudadana. A la unidad de todos los argentinos y argentinas, porque estoy convencida de que esta etapa histórica de agresión neoliberal a todos los estamentos de la sociedad no es una cuestión de partidos políticos. Lo veo y lo siento. Ustedes en su barrio tienen hombres y mujeres que son de otra idea política pero yo me pregunto, ¿cuando van al supermercado a alguno le hacen una rebaja por ser de un partido o de otro?".

"Los telegramas de despidos no son para los de un partido o de otro. Las suspensiones y los despidos vienen con nombre y apellido de hombres y mujeres de carne y hueso. De eso se trata de Unidad Ciudadana, representar a los hombres y mujeres de carne y hueso", continuó. 

No se lanzó (todavía). La audiencia comenzó a cantar "Cristina senadora, Cristina senadora" y después "Cristina presidenta, Cristina presidenta". Sin embargo, y como ya es su costumbre, la exmandataria evitó definir su postulación, para lo cual tiene tiempo hasta este sábado 24 de junio. En cambio, afirmó que viene a sumarse "como una más" al espacio opositor. "Vengo ahora a sumarme como una mas, a poner el cuerpo, la cabeza y el corazón. Vengo a sumarme a este espacio porque en serio esta preocupación, esta indignación y tristeza que recorre a la sociedad me conmueve también. Porque no me parece justo que estemos sufriendo, no me parece justo que nos hayan desorganizado la vida así. Siento que le han desorganizado la vida a la sociedad. La gente podía organizar, tenía su sueldo, eso es tener la vida organizada y eso es lo que han venido a romper", aseguró.

"Unamos, porque necesitamos ponerle un limite a este gobierno para evitar el ajuste. No le hagamos el juego a los que intentan confundir hablando del pasado. Claro que tenemos pasado. No nací de un repollo. El problema es que con ellos no tenemos futuro. Ese es el verdadero problema", denunció Cristina en alusión al gobierno.

"Ya no soy la joven aquella que quería cambiar el mundo, los años pasan para todos. Me tocó ser madre, me tocó perder a mi compañero y ser viuda y me tocó también ser abuela. La vida tiene esas cosas, te dan y te quitan. Muchas veces alguien parece fuerte pero todos tenemos nuestros golpes, pero yo quiero que en base a ese afecto, decirles que yo voy a estar siempre junto a ustedes. Siempre voy a estar ayudando a esta unidad ciudadana", continuó CFK en el pasaje más personal del discurso.

Los "excluídos" de Cambiemos. Cristina luego empezó a presentar historias de vida de algunos de los militantes presentes, con un hilo en común: todos habían sido perjudicados de alguna forma u otra por las políticas del nuevo gobierno. "Yo quiero hoy pedir a Guadalupe y Julia, dos becarias del CONICET que perdieron las becas. Susana de Berazategui, directora de colegio, controla muy bien sus matriculas y nos contaba que este año aumentó porque están viniendo los chicos de los colegios privados", relató.

Para el final, la expresidenta se reservó un dardo para María Eugenia Vidal, jefa espiritual de la campaña PRO en la provincia aunque no sea candidata: "Podrás tener coaching, te podrán guionar, podrás poner carita de buena, pero esta es la realidad que tenemos que encarar", lanzó, sin nombrarla. Y agregó: "Yo nunca guioné mi vida, mis pensamientos, mis ideas".

"Yo queria que ustedes entendieran que es Unidad Ciudadana. Cuando uno ha participado en partidos políticos, la propia endogamia los dirigentes se sienten más que la sociedad. Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo", concluyó la expresidenta.

Todo el estadio estuvo cercado diez cuadras a la redonda, con presencia de policial local y bonaerense. A diferencia de lo que suele ocurrir en los actos del kirchnerismo, se convocó a marchar solo con banderas argentinas: a pedido de los organizadores, no quieren que haya insignias partidarias ni banderas grandes que tapen la visión del escenario. Al finalizar el evento, siguió la desconcentración. Los 42 intendentes que apoyan a Unidad Ciudadana tenían previsto reunirse a solas con Cristina Kirchner para definir las listas que se deberán cerrar en los próximos días.