POLITICA OTRO BOLSO DE DINERO K


Encontraron medio millón de dólares en la casa de un ex jefe aduanero

Es Eduardo Bernardi, hombre cercano a Ricardo Echegaray, quien tenía bajo su control el área metropolitana.

La Gendarmería nacional halló casi 500 mil dólares en el departamento.
La Gendarmería nacional halló casi 500 mil dólares en el departamento.
Foto:Cedoc
La justicia ordenó el allanamiento del departamento del contador Eduardo Alfredo Bernardi, quien fue el jefe de la Aduana de Buenos Aires durante la gestión de Ricardo Echegaray al frente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a raíz de una investigación que lleva adelante el juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky sobre maniobras de contrabando de mercadería desde China de la organización de los hermanos Miguel, Alejandro y Raúl Paolantonio.

Durante el allanamiento, la Gendarmería Nacional encontró alrededor de 500.000 dólares en una bolsa de plástico dentro de un armario, según adelantó el diario Clarín. En el escritorio Bernardi se hallaron además documentos y permisos de embarques vinculados a varias de las empresas que son investigadas por las autoridades y papeles que nombraban a Las Cortaderas, una de las compañías importadoras usadas por los Paolantonio. 

La Justicia llegó hasta Bernardi a través de documentos que se filtraron de la banda de los hermanos Paolantonio en los cuales aparecía de forma recurrente el apodo "Pekerman". Los investigadores disponían de un teléfono celular de esa persona que terminó por llevarlos hasta la identidad del personaje: el ex jefe aduanero. 

Ese apodo se encuentra en las planillas de contabilidad de Excel de la banda de contrabando. Según documentos fechados en 2014, se le pagaron 1.500 dólares por cada contenedor sacado del puerto de Buenos Aires. En el listado aparecen cantidades inferiores que se habrían destinado a sobornos de empleados de áreas específicas de la Aduana.

Bernardi, de 55 años, ingresó como trabajador en la Aduana en el año 1979 y en 2006 dio el salto como Director de la dependencia en Buenos Aires de la mano de Ricardo Echegaray. Desde ese entonces tenía la responsabilidad de controlar puertos y depósitos fiscales pertenecientes a todo el área metropolitana. Con el cambio de Gobierno perdió gran parte de su poder.