POLITICA MACRI Y BACHELET

Encuentro en Santiago con la mira puesta en las inversiones

Empresarios chilenos transmitieron la intención de abrir nuevos negocios en la Argentina. Planes para ampliar los pasos transfronterizos e incrementar el intercambio energético.

PERFIL COMPLETO

Foto:Prensa Cambiemos

La frenética gira que realizó ayer el presidente electo Mauricio Macri culminó con su paso por Chile, donde apuntó esencialmente a la búsqueda de inversiones.
Buscó dar señales de predictibilidad y apostar a la construcción de un vínculo sólido y de largo plazo. Ese fue el centro de su mensaje ante la presidenta Michelle Bachelet y los funcionarios y empresarios chilenos.
La llegada a Chile escenifica también su intención de que tanto el país como el Mercosur vuelvan su vista hacia el Pacífico. “Compartimos que hay que volver a darle vitalidad y funcionamiento activo al Mercosur que ha sido postergado”, declaró ante la prensa.   Además, afirmó que “hay que ir convergiendo hacia la Alianza del Pacífico, utilizando el ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración)”.

Obras de infraestructura.  Macri remarcó también las perspectivas de que Chile pueda ser central en la nueva política energética que planea su equipo económico.
“Con las inversiones en gasoductos de Chile hasta la Argentina se puede sustituir parte del gas que viene desde el Atlántico para que llegue desde el Pacífico y vamos a poder exportar gas desde Argentina cuando se active Vaca Muerta”.
Como un modo de mostrar diferencias con el kirchnerismo, que suspendió la venta  de fluido a Chile, insistió en que su objetivo será construir “relaciones confiables” y a “largo plazo”. Ese también fue el mensaje que hizo llegar a los empresarios y los funcionarios chilenos.
Según confiaron a PERFIL integrantes del gabinete económico que asumirá el 10 de diciembre, hay una fuerte expectativa en materia de inversiones chilenas que podrían ayudar a paliar los problemas de reservas y, a su vez, contribuir con la reactivación de la economía que se han fijado como objetivo.
Según estas fuentes, hay muchos proyectos de inversión que están listos para desembarcar en la Argentina a la espera de un cambio de gobierno. La idea de que estos capitales tendrán una buena y amigable recepción en el país fue uno de los argumentos centrales.
Macri pidió también que este mensaje se expanda más allá de quienes fueron sus interlocutores en los múltiples encuentros que mantuvo ayer en Brasilia, San Pablo y Santiago de Chile.
Macri coincidió además con el mandatario de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien también se encontraba ayer en Chile.
La foto con un tercer jefe de Estado queda como un hito difícil de igualar, para un mandatario electo que ha contado con poco días de transición.  Además, le permitió marcar otra diferencia con Cristina Kirchner, porque Tabaré evitó un encuentro con ella desde que reasumió la presidencia en marzo pasado.



Aurelio Tomas / Patricio Navarra