POLITICA


Entre el espíritu de la Independencia y referencias al tarifazo, Macri ofreció su discurso

El Presidente se dirigió al país frente a la histórica casa de Tucumán. Los principales puntos. 

El presidente Mauricio Macri al encabezar en Tucumán los actos por el Bicentenario de la Independencia saludó este sábado a un grupo de alumnos tras la firma de la nueva acta de la Independencia en la Casa Histórica de Tucumán, y admitió que "siempre" quiso "ser abanderado", pero "nunca" pudo.

Acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti, el mandatario saludó al grupo de estudiantes que se encontraba en la puerta del edificio histórico y que portaban banderas nacionales y provinciales. Frente a los alumnos, y antes de comenzar a entonar las estrofas del Himno Nacional, el Presidente ironizó: "Siempre quise ser abanderado y nunca pude". 

El jefe de Estado valoró este mediodía que los argentinos empezaron a "caminar" hacia un futuro mejor", con "valores" como "la cultura del trabajo, el esfuerzo personal y el diálogo". "Hoy, 200 años después, les quiero pedir a todos los argentinos que seamos protagonistas, que nos tengamos fe y creamos en nosotros mismos y en nuestra capacidad de crear, hacer y desarrollar, porque la tenemos", enfatizó.

En su discurso, el mandatario apuntó que los próceres de la Independencia "no eran superhombes" y "seguro que tuvieron dudas y miedos", aunque el "coraje y la convicción fue más fuerte", además de su "decisión de ser protagonistas de su tiempo". 

Como ya hizo en varios discursos importantes, Macri renovó sus críticas hacia la gestión del kirchnerismo al señalar que llegó a gobernar un país que estaba "muy castigado por la mentira y la corrupción que nos sigue irritando todas las semanas". "Dada la precariedad tuvimos que tomar muchísimas decisiones, algunas de ellas fueron duras difíciles y me siguen doliendo", añadió.

En ese sentido, reivindicó el "compromiso" y el valor de la palabra y sostuvo: "A mí me gusta mucho el truco (juego de naipes), pero no se aplica a la vida; uno en el día a día no puede cantar 'falta envidio' sin (tener) nada", graficó.

El mandatario también habló de la necesidad de "transparencia" para que "cada argentino pueda saber, hasta el centavo, en qué invertimos". "Es más importante invertir que gastar", expresó.

En medio de las críticas por la suba de tarifas de gas, agua y electricidad, Macri sostuvo que durante el kirchnerismo en el plano energético "hubo una mala política, errónea" que generó gran consumo y así, advirtió, "dañamos el meido ambiente". En esa línea, sostuvo que "ser independientes significa ser solidario" y en ese marco llamó a los argentinos a "consumir la menor cantidad de energía posible".

También se refirió al empleo: "Cada vez que un gremio consiguió reducir la jornada laboral, todos los argentinos lo asumimos como parte de un costo" y remarcó que eso "no está bien". Y agregó: "Tenemos que alejarnos de lo que pasó en los últimos tiempos, donde creció ausentismo, las licencias, y las jornadas horarias reducidas".
 



Redacción de Perfil.com