POLITICA EL FUTURO DE LA FAMILIA PRESIDENCIAL

Entre Hotesur y Los Sauces, los Kirchner se llevaron $ 64 M

En ambas empresas, retiraron ganancias millonarias de forma irregular. Tenían los mismos clientes: Báez y Cristóbal López.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Las mismas prácticas, los mismos clientes, las mismas sospechas. Entre 2009 y 2013, la empresa Los Sauces SA les permitió a los Kirchner retirar $ 20,7 millones. En el mismo período, sacaron $ 43,5 millones de Hotesur. Total de ganancias en cinco años: casi $ 64 millones. Pero estos fondos fueron declarados como adelanto de dividendos, no como ganancias. Así lo revelan los balances y documentos oficiales de Hotesur y Los Sauces a los que accedió PERFIL. Estas ganancias millonarias se retiraron de manera irregular y los Kirchner habrían violado la Ley de Sociedades porque declaraban beneficios comerciales como deudas para disminuir su patrimonio real.

El domingo pasado, PERFIL publicó los balances comerciales de Hotesur SA, que demuestran cómo los Kirchner camuflaron ganancias millonarias: retiraron de las cuentas de su compañía hotelera $ 43,5 millones entre 2009 y 2013 de manera irregular. Ahora, los documentos de Los Sauces SA, que duermen en el expediente judicial de la causa, demuestran que la práctica se repetía en otra empresa de la familia presidencial. Y vuelven a probar otro punto central: las ganancias de los Kirchner fueron siempre gracias a Lázaro Báez y, en el caso de Los Sauces, también a Cristóbal López. Dos de los empresarios que más crecieron en la última década gracias a sus negocios con el Estado.

Los Sauces fue constituida por Máximo Kirchner y sus padres en 2006. Néstor Kirchner tenía el 45% de las acciones; la Presidenta, otro 45% y su hijo, el 10% restante y la presidencia de la compañía. Pero la empresa, dedicada al alquiler de bienes inmuebles propios y a la hotelería, no tuvo actividad durante los dos primeros años, según sus balances. Recién cuando Kirchner deja el Ejecutivo y Cristina asume la presidencia, en diciembre de 2007, el ex mandatario comenzó a dedicarse más a los negocios.

Recién en 2009, Los Sauces comienza a tener ganancias y Néstor Kirchner comienza a retirar adelanto de dividendos por casi $ 3,9 millones, como hacía al mismo tiempo con Hotesur. El año de mayor ganancias en Los Sauces fue 2010: Kirchner retiró dividendos por $ 6,2 millones. Las ganancias igualmente son la mitad de los dividendos que pudieron retirar de Hotesur ese año.

Tras su muerte, su esposa e hijos siguieron la misma práctica. En 2011, llegaron a sacar 4,8 millones en concepto de dividendos. En 2012, $ 3,3 millones y en 2013, $ 2 millones más.

Los números de Hotesur y Los Sauces no sólo hablan de las prácticas de los Kirchner. Para poder retirar dividendos, sus compañías debían tener ingresos, y esas ganancias se las deben a los alquileres que pagaron durante años dos proveedores de la obra pública y otros negocios con el Estado: Báez y Cristóbal López. ¿Cómo? En el caso de Los Sauces, alquilándoles sus propiedades.

¿Cuál es la sospecha? Que los alquileres en realidad podían ser sobornos o retornos a los Kirchner por los negocios que entregaron a Báez y López durante estos doce años.

Los documentos confirman que en 2008 los Kirchner comenzaron a comprar en nombre de la firma propiedades por más de $ 9,7 millones. Este valor no incluye el hotel boutique Los Sauces, en El Calafate, el más valioso de la empresa, que alquilan a la familia Relats para que lo administre.

En 2013, Los Sauces llegó a tener 8 inmuebles: dos terrenos en El Calafate; dos lotes en Río Gallegos, dos departamentos con cochera en Puerto Madero valuados en $ 2,6 millones y $ 3,9 millones (que alquila López); y una casa de 400 metros cuadrados en Río Gallegos, donde pensaba vivir el matrimonio Kirchner –fue adquirida antes de la muerte de Néstor–. En abril de 2009, compraron una manzana en El Chaltén, Santa Cruz. En ese terreno, Báez construyó el hotel La Aldea del Chaltén. Es decir que le alquilan el terreno para que construya su hotel. Sociedad a largo, largo plazo.

La empresa no declara quiénes son sus inquilinos pero sí sus deudores. Y así terminan revelando la identidad de sus clientes, que deben parte de sus alquileres al final de cada período: Loscalzo y Del Curto (constructora de Báez) debía a Los Sauces $ 2,9 millones en 2009.

En 2011, el monto de dividendos retirados coincide con los alquileres pagados por Báez y López, confirmó la abogada Silvina Martínez ante la consulta de PERFIL. Martínez representa a Margarita Stolbizer, denunciante de la causa Hotesur, y pudo acceder a los documentos oficiales de la empresa.

En 2012, Los Sauces tenía deudas de Inversora M&S (Cristóbal López) y la fábrica Alcalis de la Patagonia (Cristóbal) y Valle Mitre (Báez) por $ 371 mil. En 2013, las mismas cuatro empresas –Loscalzo y Del Curto, Inversora M&S, Alcalis de la Patagonia y Valle Mitre– siguen alquilando los inmuebles de Los Sauces y hasta quedan debiendo dinero ($ 340 mil en total). Se suma como cliente Kank y Costilla SA, otra constructora de Báez.

Sin duda, Báez quedó atado al kirchnerismo, pero en el caso de Cristóbal, el megaempresario tiene una proyección prometedora a la hora de los negocios con quien sea que gane el ballottage dentro de tres semanas. El empresario tiene inversiones en medios de comunicación, obra pública y petróleo, y es el zar del juego. Les debe su crecimiento no sólo a los Kirchner sino también a Mauricio Macri, y tiene una excelente llegada a Daniel Scioli. No perderá terreno. ¿Mantendrá sus prácticas?

Los balances de Hotesur confirmaron que desde el principio Néstor y Máximo Kirchner fueron los dueños de la empresa hotelera que compraron en noviembre de 2008. Pero fue manejada por Néstor hasta su muerte.
Los balances de Los Sauces llegaron a la Inspección General de Justicia (IGJ) recién en abril de 2015. Hasta entonces, los Kirchner no habían rendido cuentas de sus movimientos comerciales ante el organismo del Ministerio de Justicia.



Emilia Delfino