POLITICA

Entre reclamos, CFK contó cómo está su madre con la inundación

"¡Mi vieja está muerta, la tuya se salvó!", le gritaron a la Presidenta, durante su recorrida por Tolosa. Video.

Foto:Twitter Kolina

La trágica inundación que azotó la ciudad de La Plata -que hasta el momento dejó 48 muertos- también afectó a Ofelia Wilhelm, la madre de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que se quedó "sin luz y sin gas", según contó la propia mandataria.

Entre reclamos de algunos vecinos, la Presidenta habló sobre cómo vive su madre la inundación. Wilhelm vive en la localidad bonaerense de Tolosa, uno de los barrios más afectados por el temporal. "Se niega a irse de su propia casa", dijo la Presidenta. "Mamá está sin luz y gas, pero no se quiere ir de la casa porque el agua le llegó a la puerta, tiene miedo que vuelva a llover y no se quiere ir porque tiene una gotera en el techo", relató.

Junto con el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, y el diputado del FpV, Andrés Larroque, Cristina Fernández recorrió hoy la localidad donde vive su madre, donde arribó pasadas las 15 horas, tal como anticipara Perfil.com.

Con botas de lluvia y pantalón, Cristina caminó por Tolosa donde cosechó tantos gestos de apoyo como de repudio, según consignó La Nación.  "¡Gracias por venir, sos la única que se acercó!", le gritaron unos. Pero no todo fue color de rosas y, luego de que la Presidenta contara lo que sucedió con su madre, un hombre le espetó: "¡Mi vieja está muerta, la tuya se salvó!".

"Las casas están divinas, pero acá nos morimos ahogados", cuestionó una mujer. "¡Pero no! Si estás acá hablando conmigo", contestó la jefa de Estado.

La mandataria prefirió anunciar su posterior reunión con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y reiterar su empatía con los damnificados por el temporal. "Cuando era muy chica, mi casa se inundó; sé lo que es perder todo", aseguró.

Entre órdenes a Larroque y Berni, la Presidenta justificó los reclamos: "Los vecinos están angustiados y con justa razón". "Muchos perdieron todo en diez minutos", justificó, "pero si todos gritan y se enojan, no se logra nada".


Redacción de Perfil.com