POLITICA TRAS EL VIAJE DE OBAMA

Envalentonado, Macri afirmó que viene “una enorme corriente de inversiones”

El Presidente aseguró que la visita de su par estadounidense “superó las expectativas”. Se quejó de la “pesada herencia” y dijo que le “asqueó” el video de La Rosadita.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

Luego de la visita al país del mandatario estadounidense, Barack Obama, el presidente Mauricio Macri aseguró que el encuentro “superó todas las expectativas” y anunció que, a partir de ahora, mejorarán las relaciones comerciales en virtud de una “enorme corriente de inversiones que llegará desde los Estados Unidos”.
El líder de Cambiemos se mostró optimista tras la partida de su par norteamericano, con quien se comparó y dijo compartir una “increíble comunión de ideas”, tanto en el plano personal como en el político: “Obama fue muy elogioso de lo que hemos hecho en estos cien días. Si uno revisa la campaña de él y la nuestra, hay un eje muy importante vinculado a la cercanía con la gente”.
En una entrevista concedida a Radio Mitre, Macri destacó la necesidad de volver a “generar confianza” con las grandes potencias. Y remarcó la necesidad de estimular las relaciones con distintos aliados comerciales: “Esa ola de inversiones se sumará a lo que ya viene de China, que comenzó con el gobierno de Cristina Kirchner. Ayer, una oficina de crédito de Italia abrió líneas para que vengan a invertir acá, y eso es muy importante hasta que logremos bajar el riesgo país, que hoy es muy alto”.
“Esto es un proceso que va a ir de menor a mayor; no cabe duda de que en los próximos dos años vamos a tener una corriente de inversión muy grande de Estados Unidos hacia la Argentina, como en energía no convencional, en renovables, en minería sustentable, turismo, petroquímica y software”, destacó Macri.

Herencia. Durante la charla, que duró unos cincuenta minutos y tocó diferentes temas, no faltaron las críticas hacia la gestión anterior, cuyos resultados definió como “una pesada herencia”, e ilustró la estructura recibida como “un auto sin motor, con las ruedas gastadas, que andaba con el envión”.
En ese contexto, Macri también apuntó contra el ex empresario kirchnerista Lázaro Báez, recientemente citado a indagatoria, cuya situación lo “asqueó”. Y abogó por la necesidad de que la Justicia actúe de forma independiente, aun si involucra a gente de su partido: “El Gobierno estará disponible para colaborar incluso si le toca a un funcionario nuestro. También creemos que la Justicia tiene que tener un ritmo que nos lleve al tiempo real. Y yo tengo que ser respetuoso más allá de que en muchas causas que vamos encontrando los querellantes somos nosotros”.
En cuanto a la situación del fútbol argentino, también envuelto en una crisis institucional, el Presidente sostuvo que “hay un agujero económico muy grande”, y que el deporte “tiene que mejorar porque es deficitario y poco transparente”. De esta manera, Macri evitó hacer mención directa a la disputa que se libra en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), en la cual se mueve uno de sus principales hombres de confianza, Daniel Angelici.



Andrés Todesca