POLITICA

Epica microeconómica

PERFIL COMPLETO

Cuando Mauricio Macri de a conocer, probablemente hoy, quienes líderarán los equipos económicos en las gestiones de Cambiemos a nivel nacional, provincial y municipal empezarán a aclararse algunas dudas. En materia de cabezas visibles económicas, anoche brillaron sobre el escenario Rogelio Frigerio, Alfonso Prat Gay y Francisco Cabrera acompañando a Macri en el baile. A la hora de los discursos, el presidente electo entregó pocas y extrañas pistas en su primer pronunciamiento para poner foco en una épica microeconómica. En la previa, Gabriela Michetti convocó a los no votantes a sumarse a la gesta de Cambiemos, tratando de calmar los miedos al desmantelamiento del Estado omnipresente de la década. La vice prometió que trabajarían para ellos, para los que tienen miedo. Pero luego, Macri se alejó de grandes definiciones como las de la continuidad de la AUH, YPF y Aerolíneas en manos estatal con las que sorprendió en los festejos del triunfo de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de Gobierno porteño. Retrospectivamente vistas, esas palabras le permitieron quebrar el rechazo del electorado subsidio-dependientes y de peronistas bonaerenses.
Ayer, en cambio, Macri habló de dos cosas. De un objetivo de pobreza cero, al que convocó a todos, sobre todo a sus no votantes. Y le habló a un nuevo actor: las familias y a las ambiciones de progreso y desarrollo individual. “Estoy para ayudarlos a encontrar ese camino de desarrollo personal, de su familia, a que cada uno encuentro su camino”, dijo. El ámbito individual. “Este país es uno de mayor espíritu emprendedor; nuestros padres, nuestros abuelos cruzaron en barco y vinieron a nuestro buscando una oportunidad, se radicaron y contruyeron una etapa maravillosa del país”. Lejos de la épica del Estado como sujeto principal y redistribuidor, amaneció en su boca un nuevo sujeto económico: el del emprendedor respaldado por un Estado-facilitador, gestor de un nuevo modelo de acumulación. Una definición más llamativa por el rumbo ideológico que entraña que por su impacto en un proyecto de país.



Ariel Cohen